WikiLeaks reveló la dependencia de México de EU

 

Los documentos del Gobierno de EU revelados por WikiLeaks demostraron el grado de dependencia de la dirigencia política y empresarial de México con la Casa Blanca, dijo a Sputnik el periodista Pedro Miguel, editor y coordinador del diario La Jornada que procesó esa información en 2011.

 

“En esos documentos encontramos la radiografía de la dependencia, los mecanismos de EU para influir en la clase política mexicana, impulsando reformas estructurales que después se consumaron en el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2016), y la enorme autoridad de la Embajada de EU sobre los dirigentes de este país”, dijo Miguel, quien coordinó el libro ‘México en WikiLeaks’ y entrevistó a su fundador, Julian Assange, en Londres.

 

El investigador relató que “para procesar el equivalente a 10.000 páginas de textos llenos de siglas, códigos y claves, había que hacer una ingeniería de investigación, un trabajo absolutamente confidencial, para revelar por primera vez el grado de absoluta dependencia del Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) con EU”, revela el portal mundo.sputniknews.com

 

Miguel entrevistó dos años después al ciberactivista australiano, entonces refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, donde este 11 de abril fue arrestado por la policía británica, poco después de que el Gobierno del presidente ecuatoriano Lenín Moreno le retirara el asilo político.

 

“La detención es un atropello monstruoso contra el derecho a la información, la libertad de expresión, el derecho de asilo, la democracia, la transparencia y la rendición de cuentas, la decencia y la verdad”, dijo Miguel.

Julian Assange, fundador de WikiLeaks

                                                                                                                                                                                   

A INFORMAR Y PEDIR PROTECCIÓN

Los hallazgos de los cables enviados por la embajada de EU en México a Washington permitieron conocer cómo “gobernadores, alcaldes, altos funcionarios, jefes de policía, dueños de organizaciones civiles, periodistas, encuestadores, todos iban a la Embajada de EU a informar y pedir protección”, relató.                                                                                                                                                               

La información que alcanzaba a todos los liderazgos políticos fue tanta que “no pudimos publicarlo todo, porque había muchos detalles, pero todos querían quedar bien con la Embajada de EU”, cuya sede en el Paseo de la Reforma y frente al Ángel de la Independencia, se convirtió en ” la sede real del poder político en México”, aseguró el periodista mexicano.