Videgaray acompaña a la ICAN a recibir el Premio Nobel de la Paz en Noruega

 

El secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, acompañó en Oslo, Noruega, a la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN, por sus siglas en inglés), durante la Ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz, otorgado por el impulso que esta coalición de organizaciones no gubernamentales dio al proceso para la adopción en 2017 del Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares.

 

La participación del canciller Videgaray es un reconocimiento al liderazgo que la diplomacia mexicana desplegó desde 2012, cuando 16 países, entre ellos México, hicieron un llamado a la comunidad internacional sobre el impacto humanitario de las armas nucleares y la necesidad de intensificar los esfuerzos para prescribirlas.

 

CINCO AÑOS DE NEGOCIACIONES

Gracias a la incesante campaña que desde la sociedad civil realizó ICAN, después de cinco años de negociaciones se adoptó el Tratado en el marco de la ONU. El equipo negociador mexicano estuvo encabezado por el Embajador Jorge Lomónaco.

 

Hasta la adopción de este Tratado, las armas nucleares eran las únicas de destrucción masiva que no estaban prohibidas mediante un documento jurídicamente vinculante. Los Estados parte se comprometen a no desarrollar, ensayar, producir, fabricar, adquirir de cualquier modo, poseer o almacenar armas nucleares u otros dispositivos o explosivos nucleares.

 

Congruente con su compromiso con el desarme nuclear, México firmó el Tratado el día de su apertura ‪el 22 de septiembre pasado en el marco de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, y con su aprobación en el Senado de la República el 28 de noviembre, será el cuarto país en ratificarlo.

 

MÉXICO, PROMOTOR DE LA  PAZ

En Oslo, Luis Videgaray se reunió con los alcaldes de Hiroshima y Nagasaki, quienes destacaron el papel de México como promotor del Tratado de Tlatelolco y el establecimiento de América Latina y el Caribe como la primera zona densamente poblada libre de armas nucleares en el mundo, lo que le valió en 1982 el Premio Nobel de la Paz al mexicano Alfonso García Robles.

 

Finalmente, el Secretario Videgaray se reunió con la primera Ministro de Noruega, Erna Solberg y con la Alcaldesa de Oslo, Marianne Borgen.