Vandalizan Congreso de Edomex tras negativa a revertir el `tarifazo´; vence la política del garrote

 

Los ciudadanos están cansados, no sólo de sortear la criminalidad e inseguridad que prevalece en el país, también de tener que enfrentar penurias económicas.

 

Ejemplo de ello es el acuerdo tácito de diversos colectivos de ecologistas, estudiantes y mujeres indígenas que se organizaron en contra del llamado tarifazo, aumento al transporte público en el Estado de México, aprobado por el insensible gobierno mexiquense.

 

Por ende, efectuaron una intensa jornada de marchas y pintas en la sede del recinto del poder legislativo.

 

LEGISLADOR DE MORENA PONE PIES EN POLVOROSA

Ello luego de que el diputado Maurilio Hernández, líder de Morena, quien debiera ser el representante, la voz del pueblo, puso pies en polvorosa y huyó del inmueble a bordo de una lujosísima camioneta.

 

Para mitigar las manifestaciones de enojo de la población, ante la insensibles políticas públicas, se impuso la política del garrote. De inmediato llegaron al recinto policías de Toluca quienes, junto con elementos estatales, arremetieron contra estudiantes, amas de casa e indígenas que intentaban encarar al legislador morenista.

 

No obstante, el dirigente parlamentario rechazó bajar de su costoso vehículo para dar la cara y entablar un diálogo con los manifestantes. Tal parece que al pueblo sólo se le mira, cuando se busca su voto.

Finalmente, con ayuda de la fuerza pública, de la represión, el falso representante del pueblo, bajo las siglas de Morena, salió huyendo, mientras que en la fachada del Congreso mexiquense se efectuaron pintas con leyendas en contra del tarifazo y la represión del movimiento.