Una taza de té verde al día, ideal para adelgazar, aseguran científicos

 

El consumo del té verde contribuye a frenar la obesidad y reducir la incidencia de biomarcadores relacionados con la inflamación, un factor relacionado con un mal estado de salud, según un estudio publicado en Journal of Nutritional Biochemistry.

 

Esto se debería a una mejora de la flora intestinal, con una mayor proporción de microbios beneficiosos y una menor permeabilidad de la pared intestinal a la hora de absorber sustancias nocivas para el organismo.

 

ESTUDIO CON RATONES

Las conclusiones se derivan de un estudio sobre ratones, en el que los roedores que consumieron un 2% de extracto de té verde presentaron mucha mejor salud que los del grupo de control y que abre la puerta al tratamiento del riesgo cardiovascular y diabético en seres humanos.

 

“Demuestra que el té verde promueve el crecimiento de bacterias intestinales buenas y con ellas, una serie de beneficios que reducen significativamente el riesgo de obesidad”, afirma Richard Bruno, profesor de Nutrición Humana de la Universidad Estatal de Ohio e investigador principal.                                                                                                                                                                                                                              

VIRTUDES MEDICINALES

El té verde, consumido históricamente en los países asiáticos y cada vez popular en Occidente, estarían en las catequinas, polifenoles con potencial antiinflamatorio y antioxidante que ya se habían relacionado con efectos protectores frente al cáncer.

 

Así como ante enfermedades hepáticas y cardíacas.  No obstante, dicho té se encuentra muy lejos de ser un ‘elixir’.

 

La OCU, Organización de Consumidores y Usuarios, lanzaba recientemente una alerta sobre los extractos con niveles disparados de este compuesto,que pueden dañar el hígado en lugar de protegerlo.

Foto: Mejor con Salud