septiembre 23, 2021

Una obra icónica del legendario artista Ramón Valdiosera, llega al mundo del Criptoarte y se subasta en el nuevo formato NFT

Una obra icónica del legendario artista Ramón Valdiosera, llega al mundo del Criptoarte y se subasta en el nuevo formato NFT

 

Mesa de Redacción

En el explosivo mercado del arte, donde la emergencia de los formatos NFT (Non Fungible Token),  ha permitido que el arte digital migre, exitosamente, hacia el llamado Criptoarte, permitiendo revalorar la obra de múltiples artistas, al conferirles un valor único, apreciado ya a nivel mundial por múltiples coleccionistas, galerías e importantes subastadoras, con un volumen de ventas valorado ya en miles de millones de dólares.

Durante el primer semestre de 2021, los mercados de NFT´s alcanzaron un nuevo récord. Superando el volumen total de ventas los 2,500 millones de dólares. Los datos fueron proporcionados por Reuters, citando varias fuentes de la industria. Entre ellas Opensea, NonFungible, DappRadar y Dune. Así el crecimiento vertiginoso de este mercado fue superior en un 18,200% respecto al primer semestre de 2020.

Este auge ha desatado a su vez una especulación desmedida, donde un sinnúmero de todo tipo de obras, han tratado de sacar provecho del mismo, al poder convertir en NFT prácticamente cualquier cosa: Obras de arte, fotos, memorabilia, videos, souvenirs de famosos, etc. Creando una gran confusión, aumentada por la gran especulación y las controversias alrededor   de las criptomonedas y su falta de regulación formal.

Pero es en el mundo del arte, dónde realmente los NFT´s, cobran un sentido profundo, al permitir que importantes artistas pongan nuevamente al alcance e interés de las mayorías, obras relevantes de su trabajo para ser apreciados por las nuevas generaciones de los llamados nativos digitales.

Y por ello cobra relevancia que en México, donde los NFT´s han tenido un lento despertar, Morton Subastas y su asociado Artereum,  anuncien su próxima subasta de obras en éste nuevo formato, de diversos artistas mexicanos, destacando entre ellos, una obra icónica del legendario artista multifacético Ramón Valdiosera, considerado el padre de la moda mexicana y del concepto del Rosa Mexicano, así como el más importante historietista del siglo pasado y con una obra artística extraordinaria, tan extensa como su larga vida de casi un siglo.

Y por considerarlo de importancia, estamos reproduciendo a continuación  la descripción de esta importante obra, que acompaña el catálogo de dicha subasta y festejamos que se impulse así, de manera seria el arte mexicano y se difundan obras trascendentales, como las de Valdiosera que, sin duda, le darán certeza a coleccionistas y amantes del arte mexicano a nivel nacional e internacional, en invertir en esta revolucionaria nueva forma de apreciar nuestros productos culturales.

Ramón Valdiosera es uno de los artistas mexicanos más significativos del último siglo, tanto por su obra cómo por la trascendencia de la misma.

Genio multidisciplinario y verdadero renacentista, abarcó casi todos los campos del arte, con una trayectoria tan larga como su vida. Nacido en 1918, fallece casi un siglo después en 2017.

Fue uno de esos mexicanos únicos

Extraordinarios, universales, capaz de ser dibujante, diseñador, historietista, pintor, cronista, periodista, antropólogo, escritor, historiador, cineasta, dramaturgo, filatelista, coleccionista de arte, etnógrafo, escritor, guionista, fotógrafo, productor radial y televisivo, muralista. Un hombre que al estilo de Leonardo Da Vinci, tuvo el don de la expresión multifacética, con éxito en todos los proyectos que emprendió.

Veracruzano autodidactica, que sólo completo seis grados de educación primaria en escuelas oficiales, de la era revolucionaria, llegó a tener una cultura y visión internacional amplísima.

Considerado el padre de la moda mexicana es, a su vez, el creador del concepto del rosa mexicano que distingue a la cultura mexicana y el historietista más influyente en el México del siglo pasado.

Maestro de generaciones de creadores, produjo obra artística durante casi 90 años de trabajo ininterrumpido, trabajando hasta casi los 99 años, con una memoria y lucidez extraordinaria y cuya obra lo coloca junto a los grandes del arte mexicano del siglo XX: Diego Rivera, Frida Kahlo, Siqueiros, Orozco, Tamayo, Toledo, de los que fue amigo y colega.

Dentro de sus múltiples proyectos artísticos destaca su trabajo de más de 70 años, para rescatar los usos y costumbres de los pueblos y comunidades de todo México, viajando incansablemente a pie, caballo, carro, autobús, tren, con su libreta de apuntes y su cámara fotográfica, lo que produjo decenas de miles de dibujos, apuntes y fotos que serían la fuente para sus pinturas, diseños y vestuarios futuros.

A mediados de la década de los años 40 en busca de inspiración como cronista y dibujante, Valdiosera emprendió una larga travesía por México, sus pueblos y rancherías, donde estuvo en contacto directo con la cultura de diversas etnias y donde aprendió y se enamoró de la riqueza y la grandeza de nuestro país.

Fruto de ello sería su libro México al apunte, publicado años después. 

Y una de las regiones que más impresionaron su sensibilidad, fueron el Valle del Mezquital, en el Estado de Hidalgo, un lugar lleno de historia, cultura y paisajes agrestes y en donde entró en contacto con los Otomíes, pueblo originario de esa árida y feroz tierra.

Ahí las fiestas se enmarcan en el calendario religioso católico. Las fiestas patronales marcan el momento más significativo para la comunidad, que se identifica con el santo patrono.

Es común que el santo le de su nombre al pueblo, aunado a un mito que nos cuenta cómo fue que llegó a la comunidad. También la protege y le procura buenas cosechas, pero a cambio se le debe hacer una fiesta grande en su día, llevarle ofrendas y sacarlo en procesión para que cargue de fuerza a la comunidad. Alrededor de la fiesta se organizan la mayordomía.

Y ahí le tocó presenciar una procesión religiosa en un desfiladero que conducía a un embalse natural para llevar ofrendas para solicitar lluvia en esa zona marcada permanentemente por las sequías y la escasez del sagrado líquido tan necesario para la supervivencia y la alimentación de sus paupérrimos habitantes.

El  apunte de esa experiencia se convertiría, en 1970, en una acuarela icónica de 50 x 35 cms, en cartulina ilustración y que en el año 2010, durante el proceso de digitalización de la misma, el Maestro Valdiosera y su hijo Cuauhtémoc, también artista, agregarían el embalse reflejando el desfiladero, para complementar la visión del artista 70 años después del apunte original de 1940. 

En 2015 y a sugerencia de su hijo, quién trabaja el arte digital animado, Don Ramón explora la posibilidad de animar una de su obras más entrañables, dando lugar a su imagen en formato GIF con el movimiento hipnótico del agua reflejando la procesión captada 75 años atrás por la visión y la sensibilidad del artista y es ésta la que se selecciona a cuatro años de su sensible partida, para ser convertida en formato NFT para su preservación y conocimiento de las nuevas generaciones.

“Procesión en el desfiladero rumbo al arroyo” ha evolucionado mucho, durante más de 80 años, y es un honor que sea el primero de los muchos NFT´s de la obra de Valdiosera, que verán  la luz próximamente. Lo que, sin duda, hubiera alegrado conocer a un artista tan visionario y legendario como Don Ramón Valdiosera.

Consideramos un acierto la selección de esta magnífica obra, para su conversión en el nuevo revolucionario formato y será, sin dudarlo, una de las obras más cotizadas y apreciadas por los coleccionistas de arte mexicano, tanto a nivel  nacional como internacional. ¡Enhorabuena!

About The Author

Maestra en Periodismo y Comunicación; directora de noticias, editora, jefa de información, articulista, reportera-investigadora, conductora y profesora. Copywriter de dos libros sobre situación política, económica y narcotráfico de México; uno más artesanal de Literatura. Diversos reconocimientos, entre ellos la Medalla de plata por 50 Aniversario de Radio UNAM y Premio Nacional de Periodismo, categoría Reportaje.

Related posts