octubre 28, 2021

Una cucharada de su propio chocolate

Una cucharada de su propio chocolate

 

Mary Sandoval*
El pasado 27 de agosto, sucedió un acontecimiento que a Andrés Manuel López Obrador no le gustó nada: Que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Tuxtla Gutiérrez Chiapas, le impidió llegar a su conferencia matutina.

Para no perder la costumbre, MALO salió con su clásica frase de no voy a caer en chantajes, y el muy cínico pidió respeto. Esto mismo se repitió dos veces más.
¿A qué se debe que la CNTE llegó a ese extremo de no permitir que el remedo de presidente diera su función de circo? Para responder esta pregunta, debemos retomar las promesas que López les hizo.
Historia de la CNTE
La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación es un sindicato creado el 17 de diciembre de 1980 en Oaxaca; es una alternativa de afiliación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) por grupos de maestros disidentes de la SNTE del Sur del país.
En abril de 1989, y después de muchas movilizaciones, la CNTE tuvo mucho que ver para que destituyeran al líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) el priista Carlos Jongitud Barrios, porque éste hizo malos manejos al frente del sindicato.
Durante mucho tiempo, la CNTE se ha pronunciado porque exista la democracia dentro de la SNTE. La Coordinadora es un grupo político al interior del sindicato, que es opuesto al control del grupo cuyo líder fue, durante décadas, la profesora Elba Esther Gordillo. Por cierto, la política chiapaneca fue detenida en el sexenio de Enrique Peña Nieto, y en el gobierno de López, recobró su libertad.
Ahora bien, en el sexenio de Peña se hizo la reforma educativa, que se aprobó el 20 de diciembre del 2012, y se declaró constitucional en febrero del 2013.

Los puntos principales (objetivos) de dicha reforma eran los siguientes:

  • Responder a una exigencia social para fortalecer la educación pública, laica y gratuita.
  • Asegurar una mayor equidad en el acceso a la educación de calidad.
  • Fortalecer las capacidades de gestión de la escuela.
  • Establecer un servicio profesional docente con reglas que respeten los derechos laborales de
    los maestros.
  • Propiciar nuevas oportunidades para el desarrollo profesional de docentes y directivos.
  • Sentar las bases para que los elementos del Sistema Educativo sean evaluados de manera
    imparcial, objetiva y transparente.                                                       

La importancia de la reforma educativa de Peña radicaba en que los profesores se les iba a evaluar para la obtención de la plaza y el sindicato no tendría el control de las mismas (lo que anteriormente se le conocía como el sindicato charro).

En los meses de agosto a octubre del año 2013, la CNTE realizó toda una serie de marchas y manifestaciones con el fin de que esta reforma se abrogara. Desde ese entonces hasta la llegada del gobierno del prófugo del ácido fólico, continuaron con esos movimientos.

La relación de López Obrador y la CNTE
En 2016, el entonces presidente nacional del Partido Morena, Manuel Andrés López Obrador y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) firmaron un convenio, cuyo objetivo principal fue que los profesores de la Coordinadora fomentaran el voto hacia los candidatos del Partido de López en las elecciones del 5 de junio de ese año, en el estado de Oaxaca.

Estuvieron presentes en esa firma del convenio, Salomón Jara, entonces candidato de Morena a gobernador de Oaxaca y líderes sindicales.

La mal llamada Reforma Educativa se ha promovido para someter al magisterio, para dañar la educación pública y avanzar en la imposición de la agenda conservadora, impulsada afuera y dentro del país, que busca privatizar a la educación, dijo el excandidato presidencial (Expansión, 21 de marzo del 2016) López Obrador ha sido y sigue siendo muy hábil para envolver a la gente y aprovecharse de la situación para su beneficio.

¿Qué le prometió López a la CNTE?
Aparte de abrogar la reforma educativa de Peña Nieto, les prometió otorgar plazas a los egresados de las normales superiores, que se homologuen los salarios de los profesores, entre otras cosas. En el portal de noticias Expansión Política, de fecha 28 de mayo del 2019, se comenta que el primer mandatario se reunió en Palacio Nacional con los dirigentes de la CNTE para hablar de la nueva reforma educativa, que fue promulgada el pasado 15 de mayo tras su aprobación en el Congreso de la Unión y las legislaturas locales.
En esa misma publicación, se anota que López Obrador escribió una carta dirigida al magisterio, en la que les propone que se redacte conjuntamente las leyes reglamentarias de la reforma educativa. Y se mencionan los lineamientos, para que, conjuntamente, completen la legislación en materia educativa:

  • Definir el número de alumnos
  • Elaborar un sistema de mejora
  • Iniciar un proceso gradual de federalización
  • Basificación de todos los maestros

Ahora bien, López Obrador y su llamada Reforma Educativa, fue sólo regresar a la época del sindicalismo charro, en donde Carlos Jongitud Barrios y Elba Esther Gordillo otorgaban plazas a su conveniencia. Considero que ahí radica todo el interés de la CNTE, y en cierto sentido, lograron que López Obrador les regresara el control del otorgamiento de las plazas.

El motivo del conflicto de la CNTE y López 
De acuerdo a la información publicada en la Jornada, de fecha 27 de agosto del 2021, se dice que el principal motivo por el que la CNTE, sección 7, no permitió que López pudiese dar su función de circo mañanero fue por el acceso a un fondo de la caja de ahorro de los docentes que asciende a más de 1500 millones de pesos. Lo cual se conjugó con distintas denuncias que mantiene el magisterio, como la reanudación de mesas de negociación con el gobierno federal y deficiencias en la planeación para el regreso a clases presenciales.

Las quejas son principalmente por la inacción del gobierno de Chiapas, afirmó Jesús Ventura, profesor de primaria. El gobernador se lo quiere robar, no lo vamos a permitir porque a nosotros, los trabajadores de la educación nos pagan una miseria, y aparte nos quieren quitar lo que estamos ahorrando.

Conclusiones
La relación “amistosa” de AMLO y la CNTE empezó en el 2016. López convenció a los profesores de la Coordinadora que lo apoyaran políticamente a cambio de muchas promesas. Por lo que se ve, al menos públicamente, la buena relación no se ha mantenido tan tersa.

Los profesores sí se deben evaluar para la obtención de una plaza, se deben actualizar en sus conocimientos, y sobre todo, generar el interés del alumno por aprender.

La educación en México va de mal en peor

No hay políticas públicas que la puedan mejorar; al presidente solo le importa tener a la gente adoctrinada, que no se le revele, y la CNTE, solo le interesa tener el control del magisterio. En pocas palabras, quieren continuar con el sindicalismo charro que surgió en la época del PRI.
Tanto López como los de la Coordinadora buscan su propio beneficio, eso lo sabemos todos; les importa un bledo perjudicar a los alumnos y el avance en la calidad educativa.
Los sindicatos son muy importantes para la sociedad en su conjunto porque permiten negociar el salario con el sector patronal, y el gobierno federal debe dar las condiciones para que el desarrollo de la educación sea acorde a los tiempos que se están viviendo. Desafortunadamente para López, lo que le pasó con la CNTE en Tuxtla Gutiérrez Chiapas, fue una cucharada de su propio chocolate.

*Articulista invitada: Egresada de la licenciatura en pedagogía por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Una de mis pasiones es el periodismo de opinión/La Centinela Política/

Foto: Captura de pantalla

About The Author

Un joven y dinámico diario web, con información actual, de ágil lectura, enfocado en Política, Negocios, Tecnología y diversos temas de México y el mundo. Contamos con la colaboración de importantes plumas que escriben desde diversas partes del mundo y con la fina ironía de caricaturistas reconocidos internacionalmente.

Related posts