Un gato llega a su casa con goggles y… ¡nadie sabe de dónde las obtiene!

 

El gato de una mujer de la ciudad británica de Brístol, tiene un nuevo hábito que sorprendió a su dueña, Sally Bell.

 

Reporta el diario Metro, que el minino, llamado ‘Avery’, empezó a llevar a su casa gafas de natación (goggles), en vez de los pájaros o ratones de antaño.

 

REGRESARLAS A SUS DUEÑOS

Ya suma ocho ejemplares de gafas, y eso que la casa de su dueña no se ubica cerca de ninguna piscina. Sally no sabe si son de una casa vecina o de dónde.

 

Dice que sólo quiere devolver los objetos a sus dueños, pues las gafas son de niños y no quiere que ningún pequeño “tenga problemas” por haberlas extraviado. O, peor aún, que el travieso gato, las haya hurtado.

 

Foto para ilustrar: 1zoom.me