UIF: Nunvav, empresa que usó García Luna para comprar la mansión en Miami

La Unidad de Inteligencia Financiera pudo detectar que la empresa Nunvac Inc. de los hermanos Weinberg, sirvió a Genaro García Luna para triangular casi tres mil millones de pesos desde el gobierno federal hacia empresas de las que es socio y para obtener recursos para la compra de una casa en Miami, misma que el propio Weinberg reconoció que le rentaba.

Según la indagatoria que se realiza en México, García Luna habría adquirido a las compañías de los Weinberg como titular de la Secretaría de Seguridad Pública, el software Nicetrack para conocer en tiempo real ubicaciones de personas. Pero además, logró que el contrato continuara en el siguiente sexenio, cuando el responsable de la seguridad era Miguel Ángel Osorio Chong desde la Secretaría de Gobernación. Desde ahí, García Luna se habría beneficiado con la triangulación de recursos en agosto del 2013.

Aunque la semana pasada se señaló que la Segob habría transferido dos mil millones de pesos en los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, el avance en las investigaciones deslinda a los secretarios de Gobernación del gobierno calderonista, pues todas comenzaron en el 2013 con el priista Osorio Chong.

Es decir, los contratos obtenidos se detectaron en la SSP en el gobierno calderonista cuando García Luna era el titular y en el priismo, en Gobernación con Osorio Chong. Con base en las investigaciones a las que se  tuvo acceso, las autoridades mexicanas rastrearon que García Luna se benefició en el 2008 durante el gobierno de Calderón desde la SSP, misma que él encabezaba. Es decir, aprovechó su puesto para su propio beneficio. Pero en el gobierno de Peña Nieto, pudo seguir triangulando recursos públicos de la Segob.

Las indagatorias detectaron que en agosto del 2013 comenzaron las transferencias de Segob hacia las empresas vinculadas con el ex secretario de seguridad en tres operaciones distintas. Primero una transferencia de 55 millones de pesos, luego otra de dos mil 623 millones de pesos y una más de siete millones de dólares. Con la triangulación de recursos públicos y de la mano de los Weinberg, el exfuncionario pudo irse a vivir a Estados Unidos al término del sexenio calderonista, rentar y comprar inmuebles en el país norteamericano, a precios que no corresponden con su sueldo como servidor público.

Según los nexos y rastreo de dinero que ha seguido la Unidad de Inteligencia Financiera, en la trama de García Luna podría estar involucrado el ex ministro Eduardo Medina Mora. Sin embargo, hasta este momento, no existen elementos que vinculen en estas aparentes triangulaciones al ex presidente Felipe Calderón, quien ha dicho desconocer las acusaciones contra su ex funcionario, incluidas las acusaciones en Estados Unidos por recibir presuntos sobornos del cártel de Sinaloa a cambio de protección. Con estos elementos y luego del bloqueo de 11 cuentas bancarias de personas físicas y morales, la UIF podría presentar una denuncia contra García Luna ante la Fiscalía General de la República antes de que concluya el año.

Fuente: Milenio