Trump, ¿qué sigue ahora?

 

Este miércoles es un día histórico para Estados Unidos: Trump se convierte en el tercer presidente en ser sometido a un juicio político, luego de que la Cámara de Representantes aprobara los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso en su contra.

 

Un paso importante en el proceso, pero no el último, pues el caso debe llegar al Senado para realizar un juicio de destitución que puede comenzar el próximo mes y que decidirá si Trump permanece o no en el cargo.

 

Empero, los desarrollos inmediatos de esta saga en la que se ha convertido el juicio político dependen enteramente de Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes.

 

Y, tras la votación, ella evitó comprometerse a enviar los cargos del juicio político al Senado la misma noche del miércoles.

“Esa habría sido nuestra intención, pero veremos qué sucede”, señaló Pelosi durante su conferencia de prensa. 

 

¿Por qué es importante la decisión de esperar para dar el siguiente paso?

Se sabe que algunos progresistas han instado a los líderes demócratas a retener los cargos de juicio político hasta que el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, acepte los procedimientos que los demócratas han pedido en la Cámara Alta-

 

Y también acuerde traer testigos de primera mano como el secretario general interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, para testificar.

 

Pelosi señaló que los demócratas tomarán la decisión “como grupo” sobre cuándo enviar los artículos al Senado, indica cnnespanol.cnn.com

 

Trump irá a juicio político tras una decisión histórica de la Cámara de Representantes