Trump confirma que no impondrá nuevos aranceles a importaciones chinas

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó que su Gobierno no impondrá nuevos aranceles a las importaciones desde China y señaló que seguirán las negociaciones entre Washington y Pekín para cerrar un acuerdo comercial.

“Vamos a trabajar con China para ver si podemos llegar a un acuerdo”, afirmó Trump en una rueda de prensa en la ciudad japonesa de Osaka poco después de reunirse con el gobernante de China, Xi Jinping.

La Casa Blanca permitirá a las empresas norteamericanas que vendan productos al fabricante chino Huawei, anunció el inquilino de la Casa Blanca.

 

Trump hizo el anuncio al referirse a lo convenido en la reunión que poco antes tuvo con el presidente chino, Xi Jinping, con el fin de avanzar para contener la guerra comercial que enfrenta a ambos países desde el año pasado.

“Hemos acordado que las empresas estadounidenses puedan vender productos a Huawei”, agregó Trump, que se encuentra en la ciudad japonesa de Osaka para participar en la cumbre del G20.

 

“Vendemos a Huawei una tremenda cantidad de productos. Yo dije que eso está bien. Es un tema complejo, por cierto”, agregó el mandatario estadounidense.                                                                                                                                                                                                                                                                                                  

¿Y EL VETO?

Empero, Trump no quiso precisar si como parte de esa revisión en el caso del fabricante chino la compañía será sacada de lista del Tesoro norteamericano, donde están incluidas empresas vetadas de hacer negocios con firmas estadounidenses.

“No hemos hablado de eso. Tenemos una reunión mañana o el martes”, agregó Trump, y cuando se le volvió a insistir sobre si él creía que Huawei saldría de esa lista, recalcó que no quería hablar de ello.

 

Huawei ha conseguido situarse a la cabeza del desarrollo de la tecnología 5G, algo que Estados Unidos ve con preocupación porque teme que China aproveche esos sistemas para el espionaje.