Trasplante de médula ósea hace que ADN de paciente quede reemplazado por el de su donante

 

Tres meses después de ser sometido a un trasplante de médula ósea, el estadounidense Chris Long, un agente de policía del estado de Nevada (EU) que sufría de leucemia mieloide aguda, descubrió que el ADN en su sangre había cambiado y había sido reemplazado por el de su donante, un hombre más joven de Alemania, informa The New York Times.

 

Cuatro años más tarde, Long decidió hacerse otra prueba de ADN, esta vez más exhaustiva. Como resultado, descubrió que los genes del donante se habían diseminado no solo a su sangre: las muestras tomadas de sus labios y mejillas contenían tanto su ADN como del donante, mientras que el ADN de su semen había sido reemplazado por completo.

 

Una persona, dos tipos de ADN

Long se convirtió así en una persona que cuenta con dos tipos de ADN, un fenómeno conocido como ‘quimera humana’, en referencia a la criatura de la mitología griega que tenía cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de dragón.

 

La comunidad científica ya sabía que ciertos procedimientos médicos podía convertir a un paciente en una ‘quimera humana’, aunque todavía no se ha estudiado extensamente dónde más se puede encontrar el ADN del donante, además de en la sangre. 

Foto: salud.carlosslim.org