Tras torpe chiste homofóbico, renuncia Kevin Hart a ser anfitrión del Oscar

 

Kevin Hart anunció su renuncia como anfitrión de los Oscar tras la polémica generada de unos tuits homófobos antiguos del comediante.

 

El actor reveló que renunció a conducir los Oscar para no ser una distracción en una noche que debería ser una celebración.

 

Hart publicó un tuit pidiendo disculpas a la comunidad LGBTQ por sus palabras.

 

SE AVIVA LA TENSIÓN

Empero, la respuesta previa del cómico a las críticas por sus tuits no hizo sino avivar la tensión. Hart escribió ayer en Instagram que sus críticos deberían “dejar de ser negativos” tras la aparición de unos tuits en los que empleaba insultos homófobos.

 

GLAAD, un grupo encargado de monitorear la imagen que se ofrece de la comunidad LGBTQ en los medios, dijo que se puso en contacto con ABC, la televisora de los Oscar, con la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y con los managers de Hart para “discutir la retórica anti LGBTQ de Kevin”.

 

“Si puedo evitar que mi hijo sea gay, lo haré”, mencionó el actor en un especial de comedia de 2010.