Privatizaciones ciegas, vender la casa para pagar el almuerzo

  André Araujo* De todos los daños estructurales a la economía brasileña provocados por el programa neoliberal del actual gobierno, nada es más representativo que la venta de las mayores plantas hidroeléctricas de la CEMIG (Compañía de Energía de Minas Gerais), adquiridas por multinacionales, el peor tipo de capital extranjero, porque no representa la creación de activos nuevos, ni empleos, ni agrega valor al país, pero aumenta la base de la remesa de dividendos de un activo construido por brasileños con recursos nacionales. Y, cosa peor, todavía lo celebran.  …

Read More