Su novio infiel la contagia de SIDA

 

Tras un matrimonio de 18 años, Diane Reeve no esperaba encontrar el amor de nuevo. Pero en 2002, en una clase de artes marciales, conoció a Philippe Padieu, de origen francés y se quedó prendada por él.

Empezaron a salir con frecuencia y estuvieron juntos cuatro años y medio. Hasta que en 2006 la hija de Reeve se iba a casar y ella invitó a Padieu a la ceremonia. Sin embargo, él canceló de último momento.

 

Después de la boda, Reeve fue a la casa de su novio y no lo encontró.

 

Como ella pagaba el servicio de telefonía celular del novio galo, tuvo acceso a los mensajes de correo de voz que él tenía. Dos mujeres lo habían buscado. Discutieron acaloradamente y terminaron su noviazgo.

 

 

“DIANE, ES POSITIVO”

Días después se realizó un examen médico y descubrió que había contraído el virus del papiloma humano (VPH). Por lo que decidió advertir a las otras `novias´ que podían padecer lo mismo. En 2007, una de ellas le confesó que también se había hecho pruebas de salud y descubrió que tenía VIH.

 

En ese momento entendió todo por lo que había pasado en los últimos meses. “Los problemas de salud, no tener energía, cosas que había atribuido a hacerme un poco mayor; supe entonces a lo que me enfrentaba”, confiesa Diane Reeve.

 

Se realizó una prueba con su ginecólogo. “Diane, lo siento. Es positivo”, le dijo el galeno tiempo después. Exámenes posteriores permitieron diagnosticarla con SIDA.