Solo el 40% de los casos de acoso laboral son denunciados en México: expertos

 

En México, los casos de acoso sexual hacía las mujeres superan los 25,000 al año, pero únicamente 40% de esta cifra llegan a denuncia, según estimaciones de la Secretaría de la Función Pública.

 

A nivel mundial, 12 millones de mujeres sufren acoso, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Ese número es suficiente para que Europa considere en su legislación laboral este tema como un riesgo laboral.

 

CALLAR Y BUSCAR OTRO EMPLEO

En México aún no se alcanza este estatus, pero el problema existe. “Lo que sucede es que 90% de las veces la persona calla y prefiere buscar otro empleo antes de denunciar”, dice Claudia Flores, abogada de la Universidad Nacional Autónoma de México y especialista en derecho laboral.

 

La recesión de contrato es una realidad para 25% de las personas en el país que sufren acoso sexual, según números que maneja el Instituto Nacional de las Mujeres. Eso es lo conocido por cifras, pero hay otros aspectos poco estudiados sobre el acoso e igual de relevantes, como el daño a la productividad.

CONGELAMIENTO LABORAL, ES ACOSO

En México, el tipo de acoso laboral más extendido es el congelamiento, que consiste en ignorar y ‘hacerle el vacío’ a la víctima.

 

Claudia Flores explica que si bien en nuestro país no hay datos o cifras oficiales sobre los diferentes tipos de hostigamiento, es importante denunciar en la empresa o ante autoridades cualquier insulto, maltrato o insinuación, pues lo que comienza como mobbing (una relación negativa de maltrato entre colaboradores por tiempo prolongado) puede convertirse después en un acoso con mayores consecuencias.

 

Tener un reglamento interno para el colaborador donde se especifica qué hacer ante acoso y cómo generar una denuncia es el primer camino para frenar y atender esta problemática, sugiere Rojas. De no contar con esa herramienta, es importante solicitar asesoría de un abogado y levantar la demanda.

 

DEBES SER [email protected]

Ganar un juicio por acoso sexual implica, para la víctima recibir una indemnización equivalente a tres meses de salario, más 20 días de salario por cada año de servicios prestados. A ello hay que sumar el pago de prima de antigüedad y, si el acosador fue un compañero de trabajo, la víctima puede pedir la recesión laboral de esa persona, advierte Ricardo Rojas.

 

Para la empresa que hace caso omiso a estas denuncias puede recibir multas hasta por 5,000 salarios mínimos, o incluso, la clausura del lugar, puntualiza el especialista en legislación laboral.

Fuente: ciudadanosenred