SOLICITAN AYUDA PARA TRAER A ALPINISTA FALLECIDO EN MONTAÑA DE PERÚ

alpinista

Daniel Mendoza Paulín, hermano del alpinista José Miguel Mendoza, quien falleció durante una avalancha cuando escalaba el Huascarán, el pico más alto de Perú (con seis mil 768 metros), el martes pasado, comentó que  esperan que la repatriación del cuerpo se efectué en el transcurso de hoy, ya que el sábado fue trasladado a Lima, capital de ese país.

 

Dijo que su otro hermano, Oscar, está en Perú haciendo las gestiones: “el sábado se reconoció el cuerpo de Mike”.

 

Sostuvo que desconocen si ellos tendrán que pagar por la repatriación: “la gente nos está ayudando y ya pedí prestado para traerlo, aproximadamente se cotizó en siete mil dólares”.

 

LAMENTA EL POCO APOYO DE LA CANCILLERÍA

Indicó que hasta el momento Oscar  ha gastado entre 25 a 30 mil pesos. “Esto implica el vuelo, hospedaje, compra de celulares, compra de chips, obviamente papeleo, propinas, con lo único que han ayudado (la Cancillería) es con las comidas y llevarlos a los lugares donde se les requiere”.

 

Reconoció que hay varias controversias con el equipo deportivo Chihuahua Huascarán,  quien financió al alpinista Carlos Belkotosky  (otro mexicano que también falleció) y al sobreviviente  Rubén Jaén, pues manifestaron que los señalan de pedir dinero para los gastos.

 

“Yo sí estoy pidiendo dinero porque mi hermano no estaba patrocinado. Miguel conoció a Carlos Belkotosky, preparando a un grupo para el Everest con Jorge Hermosillo Miranda, quien es un alpinista de renombre y era su mentor”, consideró.

 

A DANIEL NO LE LLEGÓ TAN FUERTE LA AVALANCHA

Daniel mencionó que el  martes pasado, cuando fue la avalancha, se comunicaron con la Secretaría de Relaciones Exteriores, que “nos dio el aviso formal, y nunca nos dijo pónganse de acuerdo a ver qué familiar viaja”.

 

Recordó que para el rescate del cuerpo participaron 30 personas y su “hermano de montaña” Hilberto Silverio Sánchez. “Nos entregaron sus pertenencias en ese descenso  si no fuera por ellos, nosotros no tendríamos a Mike”.

 

Dijo que se ha dicho que a su hermano lo anclaron para que no se moviera y supieran el lugar en donde estaba.

 

En el  caso Rubén Jaén, el alpinista que sobrevivió al accidente, Daniel indicó que él se salvó porque no iba a adelante, “a él le dolía el estómago y se estaba bajando, por eso no le llegó tan fuerte la avalancha como a Carlos y a Miguel”.

 Fuente: 24 horas