Software empresarial o cómo rendir al máximo en el negocio

Gestionar un negocio o empresa suele traer consigo una gran cantidad de preocupaciones, acciones y procesos de los que hay que estar pendiente, habiendo de llevarse a cabo todos ellos de la manera más correcta posible para que el funcionamiento general de la misma sea el adecuado. Uno de ellos, naturalmente, es el relacionado con la contabilidad y administración, un apartado de extrema importancia para poder garantizar la supervivencia del negocio en todos los aspectos.

Con frecuencia, sin embargo, este no es tratado con la seriedad o relevancia que tiene, obviando ciertas peculiaridades que pueden provocar que el negocio se resienta a largo plazo. Además, es habitual también que todo lo que atañe a este ámbito sea efectuado de una manera tradicional, poco eficiente y que requiere de una gran inversión de tiempo del que muchas veces no se dispone, a pesar de existir un importancia abanico de opciones para evitar que esto sea así.

Una contabilidad del siglo XXI

La contabilidad y la gestión empresarial, a pesar de la percepción que uno pueda tener de la misma, ha cambiado mucho en los últimos años. Esta ha experimentado un gran avance con la llegada de las nuevas tecnologías y disfruta en la actualidad de una importante fuente de recursos que pueden ser utilizados por las empresas para mejorar la forma en la que llevan a cabo sus gestiones diarias, una tarea recurrente que sí o sí hay que efectuar con precisión.

Este es uno de los motivos por el que los softwares contables como miskuentas o contpaqi han ido ganando en popularidad con el paso de los años, dado que ofrecen a sus clientes la posibilidad de simplificar en gran medida el proceso de administración y cuentas de una empresa en pocos pasos. Sus programas, pensados mayoritariamente para pequeñas y medias empresas, además de freelancers, cuentan con todas las características para hacer que la contabilidad no sea nunca más un proceso tedioso y que acapare una gran cantidad de tiempo al empresario o propietario de un negocio.

El punto más importante, no obstante, es que además de esto consigue hacer que sea más efectivo, disminuyendo la probabilidad de error que siempre existe en estos casos y permitiendo asegurarse que los números resultantes de todas esas cuentas se encuentran en concordancia con la situación real. Aportan, en definitiva, una serie de beneficios que pueden ser considerados de gran relevancia en un entorno en el que agilizar los procesos en la medida de lo posible es fundamental de cara a una optimización de la productividad.

Cómo elegir un buen programa contable

A la hora de elegir un software para llevar la contabilidad de una empresa es necesario tener en cuenta determinados factores que permitan reconocer que se está escogiendo de la manera más adecuada posible y acorde a lo que uno espera obtener. Será necesario descartar de entrada en este caso, por ejemplo, aquellos programas de contabilidad electrónica que no dispongan de un correcto SAT o que su actualización no se lleve al día y no cuenten con las últimas novedades administrativas y fiscales. Así mismo, es conveniente tener en cuenta que el uso del mismo ha de ser intuitivo y sencillo, por lo que no conviene tampoco hacerse con uno en extremo complejo.

En el lado contrario, los puntos a favor en un software de contabilidad vienen dados por aspectos como la disposición del mismo en un ámbito multiplataforma –es decir, que sea accesible tanto desde un ordenador como desde un teléfono móvil, por ejemplo–, así como que los datos se encuentren almacenados en la nube a salvo de pérdidas o posibles extravíos. De igual manera, conviene que en ellos se pueda compartimentos la información y que esta se clasifique de manera inmediata con el fin de clarificar todos los aspectos de la empresa de manera concisa y apropiada.

Si bien todo ello son aspectos que conviene tener en cuenta, no hay que perder de vista, no obstante, que el mejor software de contabilidad para la empresa será aquel que pueda adaptarse en mayor medida a las necesidades concretas de un negocio en un momento específico. Cada empresa es diferente y cuenta con unas particularidades distintas, por lo que aquel que case mejor con ellas será el más recomendable para su uso diario.