Síndrome de ansiedad, enfermedad que no deja vivir

Marco Antonio Escobedo

Sientes que todo tu cuerpo tiembla además de tensión muscular, mareos intensos y un dolor de cabeza insoportable, todo ello acompañado de un fuerte malestar mental. Seguramente se trata del Síndrome de Ansiedad Generalizada (SAG).

 

Julio César, quien padece esta enfermedad, aseguró en entrevista con diarionoticiasweb.com que ésta le ha costado el ir mal en la escuela, a la cual falta continuamente , “unas tres veces a la semana”, dice al agarrarse la cabeza como si tuviera un intenso dolor, el cual no cesa.

 

MIEDOS MÁS PROFUNDOS Y PESADILLAS

Sus síntomas varían: “algunas veces estoy muy nervioso y tengo ataques de pánico donde me levanto gritando después de dormir tan sólo unas horas, esto es ocasionado por cualquier cosa, incluso por un simple ruido”.

 

“Tengo pesadillas con mis miedos más profundos, todo lo que me asustaba de niño ahora me atormenta mientras duermo”.

 

Una vez, dijo, me llevaron con un fisiólogo el cual me puso unas vendas alrededor de mi cabeza, estaban heladas y me dijo que tenía unas inflamaciones en mis cervicales y que tenía contracturas por toda la espalda, “esto es lo que te ocasiona el problema “, me aseguró este médico, nos comenta.

 

Indica el chico que esta enfermedad le causa una gran ola de desesperación, que cesa sólo durante las noches cuando se toma su medicina, la cual es una sustancia llamada laptosique, “recetada” para las alucinaciones que tiene.

 

Dice Julio César que cuando va a la escuela siente un nerviosismo muy fuerte, y que está pensando seriamente en darse de baja… “al menos para el presente ciclo escolar”.

 

Si no va al escuela su rutina diaria es levantarse a las 10 de la mañana, para si hay algo en el refrigerador desayunar, si no esperarse hasta que den las 3 de la tarde para ir a comer a una fonda cerca de su casa. Come lo que sea, con tal de que se “tranquilicen sus nervios”.

 

Confiesa que sólo una laptop lo mantiene entretenido gran parte del día; como a las 10 de la noche es hora de su medicina, “para que pueda dormir en paz porque cada día es un sacrificio para mí”.

 

SU ABUELA PADECÍA ESQUIZOFRENIA

El abogado Pedro Muñoz, padre del estudiante  explicó que fueron por lo menos dos veces que llevaron a su hijo de urgencias al hospital, “pues dijo que oía murmullos esa vez , y que le costaba y trabajo hablar, además del nerviosismo”.

 

Muñoz recordó que su madre, la abuela de Julio, padeció esquizofrenia y que vivió con esta enfermedad  durante prácticamente toda su vida. Refiere que ella escuchaba voces, pero que se apartó de una forma extrema de la realidad al grado de hacer todo lo que le decían sus alucinaciones auditivas.

 

El doctor Favila Herrera, psiquiatría, aseveró que el síndrome de ansiedad generalizada suele ser secundario a otra patología, que podría ser algún golpe, o por una causa psicológica (temores o traumas) .

 

Explicó que la enfermedad de Julio César, de 20 años, fue ocasionada por beber alcohol de forma abusiva cuando era un adolescente, tras el divorcio de sus padres, porque a la hora de llegar a consulta presentaba un cuadro con alucinaciones simples y complejas, las cuales consisten en escuchar ruidos que no existen, además del Síndrome de Ansiedad Generalizada.

 

ACUDIR CON UN PSICOTERAPEUTA

Por su parte, el psicoterapeuta Luis Teneszki, quien tiene un sitio Web que se caracteriza por dar consultas por medio de correo electrónico, aseguró que esto suele darse en personas sensibles u obsesivas, ya que pueden llegar a reproducir los síntomas de otros trastornos en sí mismos.

 

“Lo más conveniente es acudir a un psicoterapeuta para deslindar sus problemas reales , en este caso el exceso de ansiedad y en segundo los imaginarios que serían las alucinaciones o ilusiones”, apuntó.

 

El tratamiento para esta enfermedad del sistema nervioso consiste en vitaminas con complejos B como bedoyecta o tiamina, que suele ser lo más recetado por los médicos, además de éstas se podrían incluir medicación para poder dormir durante toda la noche.

 

Es una enfermedad que no deja vivir de forma correcta , ya que también entre sus síntomas está la irritabilidad, puntualizan especialistas.

 

MÁS DEPRIMIDOS QUE DIABÉTICOS

Actualmente, en México el número de personas que padecen este mal se han incrementado por motivo de la crisis económica mundial, ya que ésta ocasiona una gran ola de angustia y ansiedad.  

 

Al menos 14.3 por ciento de los mexicanos padece trastornos de ansiedad generalizada, que es la enfermedad de salud mental más común en el país, y le siguen los males del afecto, como la depresión y las adicciones, ambas en un porcentaje de nueve por ciento, señaló Edilberto Peña de León en octubre de 2016.

El director de Investigación del Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional (Incide); psiquiatra, neurosiquiatra y maestro en ciencias médicas, refirió que para poner en contexto su importancia, puede decirse que la prevalencia de diabetes en México es de seis a ocho por ciento. Por tanto, “hay más deprimidos que diabéticos”.

Foto: Taringa