“Si mi padre hubiera gobernado, sería un México más responsable”: Colosio Riojas

 

“Más allá de las buenas intenciones del presidente, me preocupa que no esté abierto a cualquier forma de disidencia”, sostuvo Luis Donaldo Colosio Riojas, hijo de Luis Donaldo Colosio Murrieta, así como diputado y coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano en el Congreso de Nuevo León, en entrevista para RMX con Gonzalo Oliveros.

 

En el marco del 25 aniversario del asesinato de su padre, Colosio Murrieta, el 23 de marzo de 1994, cuando era el candidato del PRI a la Presidencia, Colosio Riojas sostuvo que si su papá hubiera gobernado a México, “me gustaría pensar que sería un país un poquito más responsable,en el ámbito de cada quien, de sus acciones”.

 

“Mi padre tenía la firme intención de… empezar a trabajar de manera colectiva para que no solamente la Presidencia, sino todos los órdenes de gobierno, todo el país, asumieran el férreo compromiso por la transparencia y por el trabajo hacia el desarrollo integral que debemos de tener”, apuntó.

 

LAS COSAS NO CAMBIAN POR ARTE DE MAGIA

Explicó que “al final del día los problemas de un país no se acaban con un solo presidente, los problemas siguen porque son parte de la condición humana. Y el problema aquí es que no hemos aprendido todavía a que las cosas no van a cambiar por arte de magia si no empezamos nosotros a cambiar primero, empezando por nuestra persona”.

 

Sobre el ejercicio del poder por parte del actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Colosio Riojas dijo que “ahorita todo lo que sea distinto a las últimas presidencias que hemos tenido, pareciera que fuera, si no la única, la mejor alternativa. Pero eso no quiere decir que sí (lo sea), porque por buena que sea la alternativa que tenemos actualmente, puede mejorarse”.

 

“Lo que sí debemos de reconocer con orgullo en el desarrollo de nuestro sistema político -dijo-, es el fortalecimiento que vivieron muchas instituciones… que ya no estaban controladas por unas cuantas personas que tenían los contrapesos suficientes. Y, la última institución que realmente necesitaba sufrir ese cambio era, precisamente, la Presidencia”.

 

Puntualizó el hijo de Luis Donaldo Colosio: “Me preocupa mucho que más allá de las buenas intenciones del presidente, que no esté absolutamente nada abierto a cualquier forma de disidencia, de diferencia de opinión, de debate, de contraargumento. Y eso preocupa porque al final del día va en contra del espíritu de democracia”.