Sergio Samaniego, encargado de proyecto en Santa Lucía, niega nexos con Grupo Riobóo

 

Sergio Samaniego Huerta, designado por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador como encargado del proyecto de Santa Lucía, dejó claro que no tiene ninguna relación comercial ni laboral con Grupo Riobóo, ni con su presidente José María Riobóo, y que será éste quien defina, conforme a su situación legal, si puede participar o no en las licitaciones de la obra.

 

En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, Samaniego insistió en que no es socio de las empresas Riobóo, “ni socio personal del Ingeniero José María Riobóo; no dependo de ellos, no recibo un sueldo de ellos. No tengo contratos laborales permanentes, ni recibo honorarios”, afirmó.

 

LEY QUE REGULA LAS LICITACIONES

Samaniego dijo que la relación con Riobóo se deriva de una valuación a los terrenos de Santa Lucía, para realizar el proyecto que presentaría Morena, pero, aclaró: “todo eso fue pro bono. No cobramos ni se suscribió un contrato, ni se emitió un documento por ello”.

 

Subrayó en que no se ha preocupado por revisar la Ley de Obras Pública, que regula las licitaciones, pero, remarcó, “eso lo debe responder directamente el ingeniero, quien debe estar perfectamente enterado de su condición legal”.

Foto: Publimetro