Semarnat autoriza de manera ‘condicionada’ construcción de Tren Maya

Desde el 30 de noviembre pasado, la Semarnat autorizó la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Proyecto del Tren Maya Fase I de manera condicionada con una vigencia de tres años para su construcción, un año seis meses para la preparación del sitio y 50 años de operación.

En el resolutivo emitido por la Dirección General de Riesgos e Impacto Ambiental (DGIRA), se establece que:

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) deberá tramitar y obtener la autorización para el cambio de uso de suelo de terrenos forestales en una superficie de 800.95 hectáreas.

PROPUESTA DE GARANTÍA DE CONTROL

Para poder desarrollar el Tren Maya Fase I, que va de Palenque, Chiapas a Izamal, Yucatán, se deberá dar seguimiento a los acuerdos que resultaron de la consulta indígena realizada en noviembre y diciembre de 2019.

Además, se debe presentar una propuesta de garantía de control, mitigación y compensación ambiental para las obras que afectarán superficies de la zona federal de cuerpos de agua, dentro del Cañón del Usumacinta y la Reserva de la Biosfera Los Petenes.

La Semarnat le ordenó a Fonatur establecer un Plan de Vigilancia Ambiental, con objetivos, metodología, calendarios y medidas de urgente aplicación.

Imagen: salvalaselva.org