Segob descarta ejecución extrajudicial en Villa Unión

 

Ricardo Peralta, subsecretario de Gobernación, descartó “absolutamente” que haya existido una ejecución extrajudicial en Villa Unión, Coahuila, donde este sábado murieron 22 personas, luego que se registrara un enfrentamiento con policías locales; entre las víctimas, la mayoría eran presuntos delincuentes.

 

Peralta indicó que el gobierno federal “lo que menos está buscando es el enfrentamiento», sin embargo, hasta donde se conoce públicamente, fue inevitable este choque en el que fallecieron varios supuestos delincuentes y policías estatales.

«Obviamente eso no lo quisiéramos en nuestro país, es desafortunadamente la herencia maldita que nosotros aceptamos como una realidad”, expresó.

                                                                                                         

FUE ENFRENTAMIENTO

Interrogado sobre la desproporción entre número de delincuentes (16) contra los policías fallecidos, aseguró que este caso no es como el del 5 de septiembre en Valles de Anáhuac, Tamaulipas, donde se dieron ejecuciones extrajudiciales de civiles, “eso es un ejemplo de lo que no debe ocurrir más”.                                                                                                  

El subsecretario de Segob respaldó la versión del gobierno del estado respecto a que se trató de un enfrentamiento de fuerzas policiacas con el cartel de Noreste, que es una escisión de los Zetas.                                                                                      

 

ESO DICE LA NUMERALIA

El funcionario de Segob minimizó la información que detalla que el 1 de diciembre fue el día más violento, con 127 asesinatos: “es lo que dice la numeralia y algunos medios, no tengo la constancia de que haya sido así”.

 

Ricardo Peralta desestimó las demandas de rectificación de la política para combatir el crimen que reclamaron las organizaciones sociales y civiles que marcharon este domingo del Ángel de la Independencia al Monumento a la Revolución, a un año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.                                                                                             

Subrayó que la “omisión mata” y pidió revisar lo que no hicieron los sexenios anteriores, que fue la causa de que se debilitaran las instituciones.