Se tatúa el nombre de “su hijo” y al mes se entera que no era de él

Pedro Pablo Santo Domingo es un chico de 22 años que tomó la decisión de tatuarse el nombre de su “primer hijo”, a quien junto con su novia, quisieron ponerle el nombre de Benjamín.

El joven tomó la decisión de ponerse el apelativo del bebé en la espalda, no obstante, 30 días después de hacerlo, se enteró que el bebé no era de él, sino del ex de su pareja.

Un día, Pedro halló una plática en la que su novia le decía a su ex que el pequeño realmente era de él y que iba a dejar a su actual novio.

Se realizó Pedro una prueba de ADN, y efectivamente, confirmó que el bebé no era su hijo.

Según la información, Pedro decidió confrontar a su pareja, empero, terminó detenido, pues las cosas se tornaron violentas.

Por último, el joven le contó a la policía su triste historia y fue liberado, pero fue mandado a un psicólogo para evitar que le realice daño a su ex pareja o al pequeño.