Saqueos y disturbios en marcha por los 43 de Ayotzinapa (videos)

 

Pintas y daños en la puerta y paredes de Palacio Nacional, donde vive actualmente el presidente Andrés Manuel López Obrador, entre otros monumentos históricos, así como dependencias de gobierno y comercios, fueron parte de los desmanes que empañaron ayer la marcha conmemorativa por el quinto aniversario de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.                                                                         

Dicha movilización fue encabezada por los padres de los normalistas desaparecidos el 26 y 27 de septiembre de 2014, y en ella participaron unas 4 mil personas, entre ellos estudiantes de Ayotzinapa y de diversas escuelas y universidades, así como integrantes de organizaciones sociales y sindicales.                                                                                

Consignas contra el “Estado asesino”

Fue cerca de las cuatro de la tarde cuando inició la movilización, luego de celebrarse una misa, al pie del Ángel de la Independencia, en honor a los estudiantes desaparecidos.                                                                                                       

Todo iba con normalidad y en paz. Los contingentes lanzaban consignas contra el “Estado asesino”, exigían la aparición con vida de los 43 y hacían el pase se lista.                                                                                                                                      

                                                                                               

COMENZÓ LA VIOLENCIA, EL VANDALISMO

Algunas personas hicieron pintas en las bases y bustos ubicados sobre Paseo de la Reforma.                                                                                                                                                                          

Pero luego de 20 minutos de caminata, a casi dos kilómetros del Ángel de la Independencia, comenzó la violencia.                     

                                                             

Un grupo de anarquistas rompió los cristales del restaurante La Gloriosa, en la planta baja del hotel Le Meridien.                                                                                                           

A partir de ahí, el grupo, en el que había hombres y mujeres que vestían de negro y tenían el rostro cubierto con pasamontañas, rompió cristales de cuanto inmueble se toparon en el camino.                                                                                       

 

Daños por disturbios en marcha por los 43 de Ayotzinapa ascienden a 100 mdp: Canirac