abril 20, 2021

#Rusia: El #Clima no #amenaza la #seguridadmundial; #subdesarrollo, #desigualdades y #pandemia, #Sí

#Rusia: El #Clima no #amenaza la #seguridadmundial; #subdesarrollo, #desigualdades y #pandemia, #Sí

El representante permanente de la Federación Rusa en las Naciones Unidas, Vassily Nebenzia, aprovechó la reciente conferencia sobre clima y seguridad mundial del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para dar una dosis de realidad a las discusiones sobre el clima del planeta.

 

La conferencia, realizada por video, reunió el 23 de febrero a representantes de los 15 países miembros del Consejo de Seguridad, al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y a invitados especiales más que familiarizados con la orientación alarmista sobre el tema climático. Entre ellos estaba el cineasta y naturalista inglés David Attenborogh, quien no decepcionó, pues afirmó que los cambios climáticos representan “la mayor amenaza para la seguridad que los humanos modernos jamás enfrentaron” (UN,23/02/2021).

 

La mayoría de los conferencistas no se quedó atrás, recitando una larga letanía sobre un futuro sombrío de sequías, inundaciones, mega tempestades, elevación del nivel de los mares, desplomes regionales y millones de refugiados climáticos, todo causado por las emisiones de carbono de los combustibles fósiles usados por la humanidad.

 

Guterres, entre otros, recalcó la necesidad de hacer mayores esfuerzos para enfrentar los peligros de seguridad relacionados con el clima, con atención en la limitación de las emisiones de carbono y en la creación de una coalición mundial comprometida con la meta de emisiones netas cero a mediados de siglo, la nueva meca del ambientalismo internacional. Y recordó que Naciones Unidas está instando a las empresas, a las ciudades y a las instituciones financiera a preparar planes creíbles de descarbonización.

 

El histriónico Primer ministro británico, Boris Johnson, que casi tuvo un ataque de apoplejía ante las críticas de Nebenzia, dijo que los críticos de la visión catastrofista de cínicos “no podían estar más equivocados” y que “los cambios climáticos son un asunto tan geopolítico como ambiental”. La verdad es que está equivocado tan sólo en el énfasis, pues el plan climático es más una cuestión geopolítica que cualquier otra cosa.

 

¿Y qué dijo Nebenzia que irritó tanto a Johnson y a otros?

Para comenzar, admitió que los cambios climáticos constituyen uno de los desafíos mundiales para la humanidad, pero cuestionó que sean un tema para el Consejo de Seguridad, pues tales deberían abordarse en órganos específicos del sistema de las Naciones Unidas, como la Convención Cuadro sobre Cambios Climáticos.

No estamos de acuerdo en que los cambios climáticos y los problemas ambientales puedan exacerbar los conflictos. ¿Pero son ellos las causas fundamentales? Esto es un tanto dudoso, afirmó.

 

Para él, “asumir que el clima es la causa fundamental de asuntos de seguridad significaría apartarnos de descubrir las causas reales y aferrarnos al camino equivocado al tratar de resolver esos asuntos”.

 

Y continuó con un mensaje directo a las potencias occidentales, que acostumbran a exhibir una pretendida supremacía moral, como a esmerarse en la retórica de esquivar los problemas reales:

No debemos menospreciar otros factores fundamentales que están tan -o tal vez mucho más- cargados de riesgos. Me refiero a las condiciones políticas y socioeconómicas en países y regiones concretos, que, hoy, han sido agravadas por la pandemia del coronavirus. El virus expuso la desigualdad entre y dentro de los estados, provocó el aumento de la pobreza y del hambre, en particular, en países afectados por conflictos. Las restricciones ilegales se suman a esos problemas, mientras que los que las imponen prefieren ignorar su obvia capacidad de causar daños. Cuando ponen el énfasis en el tema del clima, los estados donadores, con frecuencia, evitan discutir la naturaleza compleja de las enormes dificultades para el progreso sustentable. Entre ellas -la negativa a formar parte de los intercambios de tecnología y el proteccionismo “verde…

 

Más adelante, Nebenzia disparó otro misil contra los fariseos climáticos:

De vuelta al problema de los cambios climáticos en el marco de la paz y de la seguridad internacional. No podemos dejar de mencionar que los conflictos, en sí mismos, debilitan las capacidades de los estados de aumentar su resistencia y adaptación a las consecuencias negativas de los cambios climáticos, con el desvío de recursos de por sí limitados.

El Sahel se menciona como un ejemplo indicativo reciente de una región donde los cambios climáticos afectan directamente la estabilidad. Sin embargo, no debemos olvidar las razones que han exacerbado los peligros de seguridad en ella. Entre ellas están los actos voluntarios de algunos estados que provocaron un cambio de régimen en Libia, el efecto ambiental de los ataques con bombas y misiles de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), entre otros, contra la infraestructura petrolífera. Este es un ejemplo del ambiente sacrificado a la geopolítica. Podríamos citar numerosos ejemplos de esto.

 

Para finalizar, resaltó que Rusia reconoce la necesidad de respuesta a los cambios climáticos, pero, al mismo tiempo, “no debemos aflojar los esfuerzos mundiales y nacionales, en un frente más amplio de enfrentamiento de los problemas socioeconómicos, en interés del progreso sostenible, entre otros, en el marco de la recuperación post pandemia.

 

El mensaje ruso es claro: los cambios climáticos no son “la amenaza más grande enfrentada por la humanidad”, la falta de desarrollo y la desigualdad socioeconómica, sí; representan graves amenazas para el futuro inmediato.

*MSIa

Foto: quangle

About The Author

DiarioNoticiasWeb.Com

DIARIO NOTICIAS WEB ES UN JOVEN PORTAL PERIODÍSTICO DIGITAL INDEPENDIENTE, CON INFORMACIÓN ACTUAL Y ANALÍTICA, DE ÁGIL LECTURA,

Related posts