Rosalina Carrillo, la sanguinaria sicaria del CJNG experta en venganzas

El Cartel Jalisco Nueva Generación se ha vuelto uno de los grupos criminales más conocidos a nivel internacional; sin embargo poco se sabe acerca de sus inicios, por lo que aquí te contamos la historia de Rosalina Carrillo Ochoa,

La Estrella, una de las primeras mujeres en unirse al grupo y cuyo nombre se volvió sinónimo de venganza y brutalidad.  Según diversos reportes, una de las primeras estrategias del CJNG para incrementar el tamaño de sus fialas fue la de contratar mujeres, lo cual, en su momento.

Fue considerado como una medida fuera de lo común.  Nadie sabe realmente cómo fue la entrada de Rosalina al CJNG, pero lo que sí conocemos es que, durante su tiempo en la organización, demostró que tenía un carácter muy fuerte, así como una gran disposición para conseguir los objetivos que se planteaba, por lo que logró obtener un puesto importante dentro del cartel.

Se señala que Rosalina llegó a ser tan trascendente dentro del CJNG que era la encargada de una de las principales células que operaban dentro de la región de Valles en el estado de Jalisco, por lo que supuestamente un considerable número de personas trabajaba bajo su liderazgo.

Como casi todas las historias del crimen, luego de algunos años La Estrella se apagó y en noviembre de 2012 las autoridades consiguieron detenerla, aunque debido a una serie de conflictos legales y de problemas con su caso, recibió su sentencia a mediados de 2018, por lo que un juez consiguió que su juicio se repitiera ese mismo año.

Rosalina fue condenada a 15 años de cárcel, los cuales, de acuerdo con lo revelado por la justicia, se deben a que se le encontró culpable de los delitos de posesión de varios kilos de metanfetaminas y cocaína, así como de un gran número de armas de grueso calibre, de cartuchos y de equipo táctico.

Además, la Estrella fue hallada culpable de haber privado de la libertad a una persona, por lo que se exigió el pago de una multa de apenas 15 mil pesos, lo que causó muchísima indignación y controversia entre quienes conocieron su caso.