Rompe récord la gran recompensa por el capo Caro Quintero

 

El jueves 12 de abril, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos se dio a la tarea de ofrecer una recompensa de 20 millones de dólares a quien proporcione pistas que lleven a su captura y condena del narcotraficante Rafael Caro Quintero.

La suma millonaria dada a conocer rompe el récord como la recompensa más alta que se haya ofrecido.

En colaboración con agentes federales de la DEA, el Servicio de Marshalls de Estados Unidos y el Departamento de Estado, nos comprometemos a traer ante la justicia a este peligroso delincuente y líder de un cartel, responsable del brutal asesinato de un agente de la DEA, anunció David L. Bowdich ,Director Adjunto del FBI.

Al capo se le señala de ser el autor intelectual del asesinato de el agente especial de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena Salazar en México en 1985.

El agente especial Camarena se dedicó a frenar el tráfico de drogas y a romper el ciclo de delitos relacionados con las drogas. Mostró mucha valentía para perseguir a los narcotraficantes más violentos, y es por su valentía y su entrega que no vamos a dejar de buscar a Caro Quintero hasta que lo encontremos y metamos de nuevo en la cárcel, agregó.

Hoy se conocen los detalles de las causas que llevaron a la ejecución de Camarena Salazar. En noviembre de 1984, las autoridades mexicanas allanaron una plantación de marihuana de más de 10 kilómetros, propiedad de Caro Quintero. Según el Cartel de Guadalajara, el culpable de dicho operativo fue el agente especial Camarena, así que decidieron tomar represalias en su contra.

Camarena se encontraba por dar detalles de operaciones millonarias del tráfico de narcóticos entre México y Estados Unidos en 1985, sin embargo fue secuestradoun 7 de febrero de ese mismo año.

El agente fue capturado por cinco hombres armados. Se cree que Caro Quintero habría sido quien dio la orden directa del secuestro. Finalmente, Camarena Salazar fue ultimado tres días después de ser privado de su libertad; sin embargo su cuerpo fue encontrado hasta el 5 de marzo.

Robert W. Patterson ,subdirector de la DEA, agradeció el apoyo de todas las agencias del orden que participan en la búsqueda del narcotraficante y aseguró que el sacrificio del agente Camarena siempre será recordado y reconocido por la institución.

Aun más sorprendente fue el anuncio del FBI de que Caro Quintero sigue activo, ahora como cabecilla del Cartel de Sinaloa. Es decir, Caro Quintero es el sucesor de “El Chapo” Guzmán.

La institución federal estadounidense tiene indicios de que el narcotraficante se traslada entre Badiraguato, en el estado de Sinaloa; la ciudad de Guadalajara, Jalisco, y con Costa Rica.

A Caro Quintero se le considera uno de los fundadores de los grandes carteles mexicanos en los años setenta.

Desde sus días en el Cartel de Guadalajara se el capo se convirtió en uno de los principales proveedores de heroína, cocaína y marihuana en EE UU. Su campo de acción abarcaba Costa Rica y la frontera de EEUU y México.

En 1992, Caro Quintero fue acusado de crímenes violentos en beneficio de la delincuencia organizada, conspiración para secuestrar a un agente federal, secuestro de un agente federal, asesinato de un agente federal, entre otros cargos.

El capo fue aprehendido en Costa Rica en 1985 y fue sentenciado a prisión en 1989 por autoridades mexicanas. La pena que hubiera alcanzado por sus delitos hubiera sido de 199 años de prisión; sin embargo la legislación en México sólo permite hasta 40 años.

A causa un error en el procedimiento, Caro Quintero fue dejado en libertad en agosto de 2013, tras pagar 28 años de condena. Desde entonces se desconoce a ciencia cierta su paradero.

En caso de localizar al narcotraficante, el FBI aconseja que no se tome ninguna acción más que contactar inmediatamente a la Embajada o el Consulado de EEUU más cercano.