Robert Frank, ícono de la fotografía del siglo XXI, muere a los 94 años

 

Robert Frank, un pionero de la fotografía documental cuyo estilo crudo y subjetivo lo ubicó entre los más grandes fotógrafos del siglo XXI, falleció a los 94 años, informó el  el diario The New York Times.

 

El fotógrafo, que nació en Suiza y llegó a Nueva York a los 23 años, saltó a la fama con la publicación de su libro The Americans (Los estadounidenses), una mirada franca de la sociedad norteamericana que se tornó increíblemente influyente.                                                                                                                                                                                                                                

                                                                                           

FOTÓGRAFO DESDE LOS 12 AÑOS

Nacido el 9 de noviembre en Zurich, Suiza, creció en una familia de industriales judíos alemanes, y se apasionó por la fotografía a los 12 años. Aprendió el oficio como asistente fotográfico en Zurich y Basilea entre 1940 y 1942.

 

Tras la Segunda Guerra Mundial, Frank se mudó a Estados Unidos, donde se dedicó a la fotografía de arte y de moda para revistas como Fortune, Life, Look y Harper’s Bazaar.

Pero confesó un “cansancio del romanticismo”, y con su audacia y un par de Leicas, comenzó a registrar escenas de la vida cotidiana.

 

REESCRIBIÓ LAS REGLAS DEL FOTOPERIODISMO

Su libro más fundamental nació de una serie de viajes de carretera por Estados Unidos con su familia a mediados de los años ’50, un viaje similar al de su amigo y escritor Jack Kerouac y otros beatniks.

 

Las técnicas clásicas de la fotografía no servían de mucho a Frank, que produjo una montaña de 28 mil imágenes, de las cuales eligió apenas 83 para el libro que reescribió las reglas del fotoperiodismo.

En mostradores de restaurantes y cines al aire libre, en la Ruta 66 y en fiestas con champán, su estilo expresivo, descarnado, desnudó un abanico de emociones y relaciones, sobre todo raciales, que raramente eran halladas en las revistas ilustradas de la época.