Roban cadáver del Rex o Z-12; lo cortan en partes y lo esparcen afuera de 3 penales

 

El cadáver del narcotraficante Luis Reyes Enríquez, alias el Rex o Z-12 -uno de los presuntos fundadores del cártel de los Zetas-, fue robado la noche del pasado martes 27 de noviembre, de la funeraria Valdez, ubicada entre las calles Campeche y Jesús Carranza del municipio fronterizo de Nuevo Laredo, Tamaulipas, donde lo velaban sus familiares.

 

El cuerpo del capo fue desmembrado y decapitado, para después ser depositado -en partes- dentro de hieleras y bolsas plásticas de basura, mismas que fueron colocadas afuera de los penales de Topo Chico, Apodaca y Cadereyta, ubicados en el estado de Nuevo León, acompañados de cartulinas con mensajes amenazantes, firmadas por “Operativa GAFE, Fuerzas Especiales CDN”.

 

ASESINADO EN CEDES DE NUEVO LAREDO

El Rex fue asesinado la mañana del pasado sábado 17 de noviembre, con armas punzocortantes, dentro del Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes), de Nuevo Laredo, Tamaulipas, casi de inmediato de ser ingresado a la cárcel bajo el supuesto control de sus enemigos: el Cártel del Noreste (CDN).

 

Aunque no confirmó que se trataba del cadáver del Z-12, Luis Enrique Orozco Suárez, vicefiscal del Ministerio Publico de Nuevo León, informó que el cuerpo fue transportado en un convoy de vehículos, con hombres armados a bordo, hasta Monterrey.

 

Allí fue cortado en partes y colocado durante la madrugada en hieleras y bolsas de basura plásticas, en las inmediaciones de los reclusorios. El vicefiscal neoleonés añadió que las autoridades estatales encontraron, también, cartulinas y mantas con mensajes atribuidos a disputas de miembros del crimen organizado.

 

“CALENTAR LA PLAZA”

Por su parte, el secretario de Seguridad Pública de la misma entidad, Aldo Fasci Zuazua, afirmó que los hechos violentos forman parte de una estrategia del crimen organizado para “calentar la plaza”, ya que “lo que buscan [los presuntos delincuentes] es distraernos a todas las autoridades”, dijo.

 

 

 

LAS TRES HIELERAS DE UNICEL

Y una bolsa de plástico con los restos humanos fueron abandonadas cerca de la entrada de los tres penales de Nuevo León durante la madrugada del pasado miércoles 28 de noviembre, cada una con una cartulina donde el Cártel del Noreste amenaza a los Zetas de la “Vieja Escuela”.

 

El primer hallazgo fue alrededor de las 05:00 horas, a 500 metros del penal de Cadereyta, lo que provocó un despliegue de autoridades municipales, estatales, federales y militares en la zona. Después se reportó que a 100 metros del penal de Topo Chico -en una zona en construcción-, se abandonó otra hielera y una bolsa con un cuerpo mutilado.

 

Finalmente, en la parada de autobús del penal de Apodaca, fue localizado otro contenedor similar, por lo que el área fue acordonada por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), para facilitar la labor de los peritos de criminalística.

 

 

FUNDADOR DE LOS ZETAS

Al Rex se le atribuye haber fundado el cártel de los Zetas junto con un grupo de exmilitares y expolicías federales, que se separaron del Cártel del Golfo -entonces al mando de Osiel Cárdenas Guillén-, en el cual fungían como brazo armado, para luego erigirse como grupo rival del mismo.

Fuente: zetatijuana.com