Reino Unido activará salida de la UE antes de marzo de 2017

ARA75 LONDRES (REINO UNIDO), 13/07/2016.- La nueva primera ministra británica, Theresa May, ofrece un discurso ante los medios a su llegada al número 10 de Downing Street en Londres, Reino Unido, hoy 13 de julio de 2016. Theresa May dijo hoy al asumir el cargo que el Reino Unido afronta momentos de "grandes cambios" tras la votación favorable a la salida del país de la Unión Europea (UE). EFE/Andy Rain
Foto: EFE/Andy Rain

 

 

 

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, anunció hoy que invocará el artículo 50 del Tratado de Lisboa antes de marzo de 2017, para iniciar las negociaciones para la salida de la Unión Europea (UE), que tomaría un plazo de dos años.

 

“No habrá más retrasos innecesarios para invocar el Artículo 50. Lo vamos a invocar cuando estemos listo y vamos a estar listos pronto. Vamos a invocar el Artículo 50 a más tardar a finales de marzo del próximo año”, precisó.

 

El esperado anuncio fue recibido con una ovación durante la Conferencia del Partido Conservador en la ciudad inglesa de Birmingham, donde May se presentó por primera vez desde que fue electa el pasado julio.

 

A 100 DÍAS DEL REFERÉNDUM

En el que el 52 por ciento del electorado británico votó en favor de abandonar la UE, la primera ministra anunció a sus simpatizantes que revocará la Ley de las Comunidades Europeas de 1972.

 

May explicó que pondrá a disposición del parlamento británico la “Gran Ley de Revocación” para dejar de cumplir con la legislación europea a la que el Reino Unido ha estado sujeto desde que ingresó al bloque de naciones hace 44 años.

 

“Esta legislación histórica que será incluida en la primavera del próximo año significa que la ley de 1972, ya no aplicará a partir del día que el Reino Unido abandone formalmente la Unión Europea”, señaló May.

 

EL PROCESO DE SALIDA PUEDE TOMAR DOS AÑOS

A partir de que el gobierno británico informe formalmente a Bruselas -ciudad sede del poder Ejecutivo comunitario, la Comunidad Europea- sobre el resultado del referéndum del pasado 23 de junio.

 

En su mensaje de 20 minutos, May aseguró que la consulta fue “legítima” y el clamor más grande para un cambio en el Reino Unido.

 

“Vamos a ser una nación completamente soberana e independiente. Una nación que ya no será parte de una unión política con instituciones supranacionales que pueden invalidar parlamentos nacionales y tribunales.”

 

“Vamos a decidir cómo controlamos la migración y cómo nos autorregulamos, pero vamos a buscar el mejor acuerdo posible mientras negociamos un nuevo tratado con la UE”, abundó.

 

REFERÉNDUM CLARO Y LEGÍTIMO

May recibió una de las ovaciones más largas cuando advirtió que no permitirá que “nacionalistas que causan divisiones” -en clara referencia a Escocia- traten de impedir la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

 

“El resultado del referéndum fue claro y legítimo”, aseguró la política y reiteró que “Brexit significa Brexit” y lo llevará con éxito hasta las últimas consecuencias.