Reforma fiscal será ‘gasolina de cohetes’ para la economía de EU: Trump

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se congratuló por la aprobación en el Congreso de su reforma fiscal, y aseguró que esta será como “echar gasolina de cohetes a los motores de la economía” norteamericana.

“Prometí a los estadounidenses un recorte de impuestos grande y hermoso para Navidad. Con la aprobación final de esta legislación, eso es exactamente lo que están obteniendo”, dijo el mandatario en un breve comunicado tras el voto final en el Capitolio.

“Me gustaría agradecer a los miembros del Congreso que apoyaron este histórico proyecto de ley, que representa una victoria extraordinaria para las familias, los trabajadores y las empresas estadounidenses”, agregó el presidente, en referencia a la primera reforma tributaria en Estados Unidos desde 1986.

 

POBLACIÓN SE MANTIENE ESCÉPTICA

Esta reforma, que se aplicará a partir del próximo año, representa una contundente victoria política para el presidente, que espera convertirlo en un argumento electoral decisivo en los comicios legislativos de noviembre de 2018.

 

El mandatario celebró la aprobación de la reforma en la Casa Blanca, junto con legisladores de la mayoría republicana. Sin embargo, los estadounidenses se muestran escépticos, de acuerdo con encuestas, pues dos tercios creen que los recortes de impuestos beneficiarán a los ricos más que a la clase media.

 

Pero “la gente cambiará de opinión”, dijo Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, porque a partir de febrero, las deducciones se notarán en los recibos de sueldo. “Estamos convencidos de que esto promoverá el crecimiento”, subrayó en una entrevista con la cadena ABC.

 

¿REGALO DE NAVIDAD?

Se trata de la primera reforma del cuadragésimo quinto presidente de Estados Unidos, un “regalo de Navidad” para los estadounidenses y la primera revisión de impuestos en el país en tres décadas.

 

Trump señaló que “es falso que la reforma se trate sólo de recorte de impuestos; el corazón de la reforma es mejorar la condición de las familias de la clase media y repeler el efecto del Obamacare”.

 

Sobre la migración, dijo que, a partir de la reforma fiscal, “vamos a restaurar la fuerza antimigración; vamos a apoyar a las fuerzas que controlan la migración con el muro, del que ya tenemos maravillosos prototipos; vamos a construir el muro y vamos a hacer esfuerzos para deshacer las cosas que le quitaron fuerza la lucha contra la migración”.

 

 

La reforma tributaria reducirá a partir de 2018 los impuestos federales sobre las empresas y sobre los ingresos, a un costo de 1.5 billones de dólares para las finanzas públicas en la próxima década.