Recorta presupuesto, pero aún así, AMLO pretende que sistema de salud de México sea como el de Dinamarca o Canadá

 

MESA DE REDACCIÓN

El Ejecutivo de la Nación aseguró esta mañana que no habrá modificaciones en las personas que contaban con el Seguro Popular, sólo que ahora, en la flamante Cuarta Transformación, serán atendidos por el Instituto de Salud para el Bienestar, por sus siglas Insabi.

 

En el país de las maravillas que supone gobernar el licenciado Andrés Manuel Lípez Obrador, señala que lo que su administración del cambio busca ahora será mejorar el sistema de salud en México, donde pretende que se alcance un esquema análogo al que tienen naciones desarrollados como Canadá y Dinamarca.

“Lo del Seguro Popular va a seguir teniendo atención igual o mejor… Es un periodo de transición”, indicó el mandatario 4T y aseveró que el objetivo principal es que no falten medicamentos.

 

MÁS ADMINISTRATIVOS QUE MÉDICOS

Puntualizó el señor López que uno de los principales problemas del Seguro Popular es que se creó una burocracia gorda, donde hay más plazas de empleados administrativos que de galenos.

 

Mientras que en su discurso el Ejecutivo de la Nación echa las campanas al vuelo en materia de Salud, en la realidad es que en los hospitales públicos faltan insumos y materiales básicos, productivo de la reducción de presupuesto que hizo el actual mandatario.

 

No Peña Nieto, no Felipe Calderón, no Vicente Fox, no la mafia del poder. ¡No!, fue Andrés Manuel López Obrador.

 

En muchas ocasiones ni siquiera jabón hay en los baños,ya no se diga papel sanitario, donde no hay reactivos o gasas; donde hasta hace unos días, los pacientes tenían que acudir a laboratorios particulares porque en los nosocomios públicos no existían las condiciones para realizarlos.

 

Incluso ahora, si el paciente no tiene para cubrir un análisis o una medicina, simplemente no se lo realizan, hasta que la familia pague. A costa de su salud y de su vida. 

 

Definitivamente, señor Presidente, ni con retórica ni con abrazos ni con promesas, se logra la salud ni el bienestar de las personas. Ello sólo se logra con una política social.