Reaccionaron comunicadores que obtuvieron “chayote” con EPN

Después que se hiciera público el listado de comunicadores y sus empresas que recibieron contratos millonarios durante el sexenio del priísta Enrique Peña Nieto, algunos de los señalados aseveraron que estos pagos se encuentran apegados a la ley, otros negaron haber recibido dinero, mientras unos más afirmaron que se tratan de infamias.

 Enrique Krauze,escritor, afirmó que se trata de un listado incompleto de pagos realizados entre 2013 y 2018, la cual califica de tendenciosa e infundada.

Krauze, acusado de orquestar una campaña negra contra el entonces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, señala:

“Nunca he recibido dinero alguno del gobierno. El dinero que todas las publicaciones y medios masivos recibían del gobierno figura en el portal del INAI. Lo correspondiente a Clío y Letras Libres, aparece también en el portal de transparencia de nuestras empresas”, se lee en la carta emitida por el también historiador y ensayista.

Afirmó que “Letras Libres no modifica su línea editorial por presiones. En nuestro portal pueden consultarse decenas de textos y portadas críticas e los gobiernos anteriores. Hoy más que nunca, en Letras Libres y Clío, reiteramos nuestra vocación crítica”.

Por su lado,  Joaquín López Dóriga,periodista, señalado como quien más recursos recibió a través de cuatro empresas con un total de 251 millones 482 mil, afirmó que la lista “trata de callar la crítica con infamias”.

Para Raymundo Rivapalacio los pagos en el sexenio peñista “fueron contratos de publicidad que se ajustaron a los criterios establecidos, a la ley y se pagaron impuestos”.

Afirmó que la difusión de esta lista forma parte de una campaña orquestada desde hace “casi 10 meses para desacreditar periodistas. Hay calumnias y difamaciones. Sabemos quien es el autor intelectual, protegido hasta ahora por el presidente”.

El director de Animal Político, Daniel Moreno, aceptó haber recibido publicidad oficial, sin embargo, apuntó que ha abogado ”públicamente porque se definan reglas para distribuir la publicidad oficial y que no esté sujeta a la discrecionalidad de algún funcionario. Seguiremos exigiéndolo”.

Empero, demandó a Presidencia las razones por las que decidió excluir a los “principales medios que recibieron publicidad. #Los periodistas y medios señalados representamos alrededor del 2.5% del total de la publicidad oficial con EPN”.