Putin condena ataque contra Siria; convoca a reunión urgente de la ONU

 

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo este sábado que el ataque de Estados Unidos y sus aliados en territorio sirio es un “acto de agresión” que agravará la crisis humanitaria, en Siria.

 

El líder ruso dijo que Moscú convocó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ante el ataque lanzado por Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, según un comunicado emitido por el Kremlin.

 

ATAQUE QUÍMICO, FALSO

El ataque tuvo una “influencia destructiva en todo el sistema de relaciones internacionales”, agregó Putin.

 

El mandatario ruso reafirmó la visión de Rusia de que el supuesto ataque químico del pasado fin de semana sobre la ciudad de Duma, en los suburbios de Damasco, y que según activistas causó 40 muertos, fue falso.

 

Según Putin, los expertos militares rusos que inspeccionaron la localidad no hallaron restos del ataque, y criticó a Estados Unidos y a sus aliados por emprender la ofensiva sin esperar a que los inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas visiten la zona.

 

HABLA FRANCIA

Francia explicó que la operación militar conjunta alcanzó tres objetivos: el “principal centro de investigación” del programa sirio de armas químicas y “dos importantes sitios de producción”, dijo la ministra gala de Defensa, Florence Parly, que añadió que el Kremlin estaba al tanto del ataque.

 

“Con nuestros aliados, nos aseguramos de que los rusos fueran alertados antes”, agregó. Moscú es el principal aliado del presidente sirio Bashar al Assad.

 

El Ejército francés envió cazas desde múltiples bases en Francia para la operación, que incluyó también fragatas equipadas con misiles en el Mar Mediterráneo, explicó Parly. Los aviones de combate Rafale pudieron verse en un video publicado durante la noche en la cuenta del palacio presidencial francés, en Twitter.

 

 

EJÉRCITO RUSO DICE DERRIBÓ 71 DE 103 MISILES LANZADOS

De acuerdo con el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, la operación no se dirigió contra los aliados de Damasco ni civiles, sino contra el gobierno de Al Assad por la presunta utilización de armas químicas. El Ejecutivo sirio negó emplear este tipo de armamento.

 

El Ejército ruso explicó que los sistemas de defensa antiaéreos de Siria, de fabricación soviética, derribaron 71 de los 103 misiles de crucero lanzados por Washington y sus colaboradores.

 

El ataque no causó víctimas mortales y las instalaciones militares alcanzadas sufrieron daños menores, explicó el coronel general Sergei Rudskoi, del Estado Mayor de ejército ruso. Los efectivos rusos desplegados en el país monitorearon la situación, pero no actuaron contra los misiles.