Progresos del BRICS en cumbre de Brasilia

 

Mario Lettieri y Paolo Raimondi*

En la 11ª reunión cumbre del grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y África del Sur), realizada en Brasilia (14/11/19), realizada a mitad de la inestabilidad de la economía y las finanzas globales, los presidentes de los países miembros demostraron al mundo lo que están haciendo para apoyar el crecimiento y el desarrollo de los principales sectores de la economía real.

 

Desde 2010, su participación del PIB global pasó de 30% a 36% (aunque, principalmente, empujado por China, dado los recientes desempeños erráticos de Brasil, Rusia y África del Sur.

 

Por este motivo, el Nuevo Banco de Desarrollo (NDB, en inglés) del grupo estuvo en el centro de la atención. Fundado en 2014, con el objetivo principal de financiar el desarrollo de la infraestructura, el NDB tiene, actualmente, un capital básico de 50 mil millones de dólares para disponerse de aquí hasta el 2027, de los cuales 20% ya fueron usados.

 

Hacia el final del año, 50 proyectos ya habrán sido financiados, por un total de 15 mil millones de dólares.

 

El banco anda muy activo

Para Brasil, a pesar de ser el país con el menor volumen destinado hasta ahora, se aprobó un préstamo de 500 millones de dólares, para inversiones en saneamiento, tratamiento de basura, energía renovable y transporte urbano. La cumbre, firmó el financiamiento del “Proyecto de Mejora de Infraestructura del Transporte de la Región Norte”.

 

Para Rusia, además de infraestructura, hay financiamiento para proyectos de mejora de accesibilidad a los centros históricos y culturales del país. Para India, las inversiones se concentran en la gestión del agua y en las conexiones entre áreas y mercados rurales. China ha usado los recursos del banco para proyectos de mejora de la calidad del medio ambiente y África del Sur se concentra en proyectos de agua y energía.

 

La dirección del NDB confirmó su empeño central de conceder créditos en monedas locales, tanto que 40% de su portafolio en África del Sur está en rands. La demanda por préstamos en yuans para proyectos chinos también ha crecido considerablemente.

 

INSTRUMENTOS FINANCIEROS NO ESPECULATIVOS

Y la expansión del banco continúa. Después de las sucursales de Johanesburgo, Shanghái y São Paulo, en el año, se abrirán oficinas en Moscú y Nueva Delhi. De misma forma, el banco pretende admitir a otros países emergentes el aportar capital de base, hasta una cantidad de 90 mil millones de dólares hacia 2027.

 

La institución de crédito pretende desarrollar instrumentos financieros innovadores y no especulativos, respaldados en capital y en inversiones. Además de esto, con el apoyo del banco central chino, el NDB ya levantó 6 mil millones de yuans (840 millones de dólares) con la emisión de títulos en la bolsa de Shanghái.

 

En Brasilia, se discutió también el progreso obtenidos por el Fondo de Títulos en Monedas Locales del BRICS (BRICS Local Currency Bond Fund) orientado hacia el desarrollo de los mercados locales de títulos.

 

Todas estas operaciones buscan evadir progresivamente la hegemonía del sistema de dólar, recordándose que, junto con el NBD, se formó también el Arreglo Contingente de Reservas (CRA), con la tarea de proteger las economías y las finanzas de los países miembros del grupo, en caso de inestabilidad de mercados y monedas. A propósito, en la cumbre se informó que el CRA acaba de realizar con éxito una según da prueba de preparación para bregar con cualquier crisis económica externa.

 

En la declaración final de la cumbre

Se reafirmó el compromiso de superar las crecientes amenazas al multilateralismo, con énfasis en el papel central de las Naciones Unidas en los asuntos internacionales, sí como la necesidad de la reforma de organizaciones internacionales como la propia ONU, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial de Comercio (OMC), para dar más espacio a los países emergentes y en desarrollo, con vistas hacia un orden internacional más equitativo y solidario. En particular, se insta a la OMC a desempeñar un papel independiente más solícito, en relación a los múltiples conflictos comerciales en curso.

 

Igualmente, no pudieron quedar fuera las continuas tensiones comerciales “Que afectan negativamente la confianza, el comercio, las inversiones y el crecimiento” en el ámbito global. El propio presidente brasileño, Jair Bolsonaro, tuvo que compartir la política independiente de los BRICS, reabriendo “al son de los contratos” las relaciones con China, después de su cercanía inicial y acotada con las políticas de Donald Trump sobre tarifas y otras cuestiones internacionales.

 

En fin, por enésima vez, los BRICS reclamaron que se pasó otro año sin una redefinición de las acciones del FMI, lo que se viene arrastrando desde ¡2010! Que los EUA y el sistema del dólar tengan miedo de perder su hegemonía económica y monetaria, es hasta comprensible. Que la Unión Europea y los países europeos le hagan al juego de Washington lo es mucho menos –y, ciertamente autodestructivo.

* MSIa Informa