Policía trata de poner una multa a toda velocidad y se incendia

 

Un agente de policía en Florida, Estados Unidos, quiso perseguir un auto que circulaba a exceso de velocidad, con el fin de ponerle una multa. Sin embargo, no tuvo un final feliz, pues su patrulla terminó incendiándose y ni siquiera pudo multar al infractor.

La lección que el policía tuvo que  aprender por la fuerza es: si la temperatura es muy alta y el pasto o grama están muy secos, no se debe detener el auto sobre él si se ha conducido a velocidades muy altas, pues podría incendiarse con la temperatura del motor.

Para lograr parar a una camioneta que viajaba a exceso de velocidad, el policía dio una vuelta en U sobre el pasto de la mediana de la carretera y acelera a más de 220 kilómetros por hora, incluso rebasando a un vehículo por el acotamiento de la derecha, lo que puso en peligro a los demás usuarios de la autopista.

En el audio del video, se escucha cómo el policía dice a su compañero que “no recomienda hacer eso” y que “no lo hace muy seguido”, pues decidió perseguir a la camioneta que va a exceso de velocidad a pesar de encontrarse del otro lado de la carretera.

Todo, para alcanzar a un conductor que iba a 130 kilómetros por hora, lo que supera en 20 los 110 kilómetros por hora reglamentarios.

¿Qué opinas?