Poder adquisitivo de mexicanos disminuye 80.8% en 30 años: UNAM

 

De acuerdo con investigadores del Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desde hace 30 años, los incrementos al salario mínimo en México no han sido suficientes para que los trabajadores puedan tener un alza en el poder de compra, pues la pérdida acumulada de este poder adquisitivo es del 80.8 por ciento.

 

En el informe ‘México 2018: otra derrota social y política a la clase trabajadora; los aumentos salariales que nacieron muertos’ se realiza una comparación de cómo ha evolucionado el salario mínimo con los precios de la Canasta Alimenticia Recomendable (CAR), que consta de 40 alimentos para satisfacer a cuatro personas.

 

PRECIOS POR ENCIMA DE SALARIOS

Según los expertos, hoy en día, la CAR tiene un precio aproximado de 245 pesos, el cual supera casi tres veces el salario mínimo. Luis Lozano Arredondo, uno de los autores del estudio señaló que “la Constitución de México establece que el salario mínimo debe ser suficiente para alcanzar las necesidades más básicas de un jefe de familia, pero la verdad es que no es así.. ¿Cómo es posible decir que 88 pesos es suficiente para lo básico?”.

 

El documento detalla que en 1987 los trabajadores percibían dinero suficiente para alimentarse y atender algunas otras necesidades, pero desde entonces los precios al consumidor en el país han aumentado más que los salarios, agudizando la pérdida de poder adquisitivo.

 

VORAZ INCREMENTO DE PRECIOS 

En la actualidad, los mexicanos que ganan un salario mínimo tienen que trabajar poco más de 24 horas para adquirir los alimentos básicos para su hogar, mientras que en 1987 solo se necesitaba trabajar casi cinco horas para comprar los mismos productos.

 

En 2016, la canasta básica costaba 218 pesos, un año después subió un 12.5 por ciento. “El aumento de precios de la CAR ya se comió en un año los incrementos de dos años, e incluso parte de lo que se anuncie para 2019”, indicaron los investigadores.

Fuente: El País / Foto: Poblanerias

Notas relacionadas