Playas de Río de Janeiro lucen atiborradas de personas

 

El verano y clima soleado lleva a grandes concentraciones de personas sin distanciamiento social, incluso sin el uso de mascarillas, en las playas de Río de Janeiro, en Brasil.

 

En días pasados, el Ayuntamiento de Río de Janeiro comenzó la fase cinco de su plan de reapertura. Las personas no pueden permanecer en la arena, pero ya se permiten la natación y los deportes acuáticos. La gente, sin embargo, hace caso omiso a las indicaciones.

 

Los vendedores de productos, alimentos y bebidas ya pueden ofrecer su vendimia en las playas, pero el alquiler de carpas y sillas y la venta de bebidas alcohólicas no está autorizado.

 

EN FASE CINCO

La Guardia Municipal de Río de Janeiro pide a las personas que abandonen la arena de las playas de Copacabana e Ipanema y muchas han sido multadas después de ser descubiertas sin usar máscaras en público.

 

En la fase cinco, el Ayuntamiento de Río de Jaineiro ya autorizó la apertura de bares, centros comerciales y restaurantes con horario extendido y las tiendas en la calle también pueden abrir los domingos.

Foto: AFP