PELÉ FUERA DE LA INAUGURACIÓN DE RÍO 2016; NO PRENDERÁ PEBETERO OLÍMPICO POR MALA SALUD

pele

Pelé, el mejor futbolista brasileño de todos los tiempos, se descartó como el candidato a aprender  el pebetero de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, horas antes de la ceremonia de apertura.

Dijo Pelé que  no será finalmente el último relevista de la antorcha olímpica por motivos de salud.

El nombre del encargado de hacer el último relevo de la antorcha y de encender el pebetero constituye  el secreto mejor guardado de los organizadores de Río 2016, pero en Brasil se daba casi como seguro que ese honor  sería de  Pelé.

Pelé, de 75 años, justificó su ausencia en la ceremonia por motivos de salud, aseguró  que no tiene “condiciones físicas” para participar en la ceremonia.

En el último par de años, Pelé ha sido objeto de varias operaciones, por problemas renales, en articulaciones y en la cadera.

Hace dos   días, el propio exfutbolista reconoció que recibió la invitación de los organizadores y dijo que le agradaría hacerlo, pero entonces subordinó la decisión final a sus patrocinadores personales, alguno de ellos rivales comerciales de los patrocinadores de los Juegos Olímpicos.

Pelé asió la antorcha en la ciudad de Santos desde el balcón del museo que lleva su nombre hace un par de semanas, pero no participó en el relevo.

Entre los otros nombres que habían sido especulados por la prensa brasileña como candidatos a encender el pebetero figuran el regatista Torben Grael, el tenista Gustavo Kuerten y el maratonista Vanderlei Cordeiro.