Pekín pide a EU que deje de interferir en los asuntos de China y se ocupe del racismo en su país

 

El Ministerio de Exteriores de China pidió a EU que desvíe el foco de atención de los asuntos chinos y se centre en los problemas raciales y las violaciones de derechos humanos en su propio país.

 

Ello, luego de que varios medios occidentales hicieron eco de un estudio en el que el investigador alemán, Adrian Zenz, aborda el supuesto control forzoso de la natalidad de las autoridades de China en la región autónoma de Xinjiang.

 

Al respecto, el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo, declaró que su país llamaba a Pekín a poner fin a esa práctica y urgió a la comunidad internacional a que apoyara la demanda de EU, para “acabar con esas violaciones inhumanas”.

En respuesta

El portavoz de la Cancillería china, Zhao Lijiang, aseveró:

Llamamos a los políticos estadounidenses, como el señor Pompeo, a dejar de lado el sesgo y prestar atención al problema de la discriminación racial en su país.

Invertir más tiempo y energía en mejorar la situación sobre los derechos humanos en EU y dejar de denigrar a China e interferir en los asuntos chinos con rumores sobre Xinjiang