París parece zona de guerra por protestas

 

Édouard Philippe, primer ministro francés, tomó la decisión de denunciar ayer un asalto al Arco del Triunfo, en el centro de París, durante la manifestación de los “chalecos amarillos”, donde un grupo de alborotadores forzaron las barreras de protección y vandalizaron el monumento.

Declaró Philippe :”Quiero decir lo mucho que me ha sorprendido este cuestionamiento a los símbolos de Francia: el hecho de que el Arco del Triunfo haya sido marcado, de que alrededor de la tumba del soldado desconocido pudiera tener lugar una manifestación. No estoy contento con estas imágenes, me sorprenden”.

Los alborotadores forzaron las barreras que rodeaban el monumento y escribieron con pintura en él: “Los ‘chalecos amarillos’ triunfarán”.

El primer ministro dio los números de participación en las movilizaciones de los “chalecos amarillos” contra el alza de los impuestos al carburante y la pérdida de poder adquisitivo, que ascienden a cinco mil 500 en París y 36 mil en toda Francia.

“Desde muy temprano, individuos equipados y determinados a provocar las fuerzas del orden se reunieron en el exterior del perímetro establecido para permitir una manifestación en orden. Mostraron una gran violencia en ataques que la propia policía ha calificado de una violencia inaudita”, dijo el jefe del Gobierno.

AL MENOS 122 DETENIDOS EN PARÍS

De acuerdo con fuentes de Interior, al final de la mañana de ayer  las detenciones ascendían a 122, algunas de las cuales implicaron a individuos que acudieron armados con objetos que podían ser utilizados de forma violenta, como martillos.

¿Qué opinas de este hecho?