Obama se impone a Trump: es el ‘hombre más admirado’ en EU

 

El expresidente Barack Obama y la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, siguen siendo el hombre y la mujer más admirados en el territorio estadounidense.

 

Lo demuestra una tendencia de 10 años para Obama y 16 años consecutivos para Clinton, conforme a la encuesta de Gallup.

 

El sondeo halló que, en diciembre, el 17 por ciento de los encuestados llamaron a Obama el hombre que más admiraban, un leve descenso frente al 22 por ciento de los encuestados que dijeron lo mismo el año pasado.

 

El presidente Trump ocupó el segundo lugar con el 14 por ciento de los encuestados.

 

HILLARY, OBAMA Y PAPA FRANCISCO

Gallup señaló que alrededor de una cuarta parte de los encuestados no podía nombrar a un hombre o una mujer que admiraban, más o menos similar a la participación del año pasado que no ofreció ninguna opinión en respuesta a la pregunta.

 

Los dos mandatarios fueron los únicos que obtuvieron el apoyo de dos dígitos, ya que el Papa Francisco ocupó el tercer lugar con el 3 por ciento de los encuestados, y el resto de los hombres nombrados incluyó a políticos, figuras religiosas y multimillonarios.

 

En la clasificación de mujeres, la ganadora fue por decimosexta vez consecutiva Hillary Clinton, quien ha logrado ese reconocimiento en 22 ocasiones, con el apoyo del 9 por ciento de los entrevistados.

 

La que fuera rival de Trump en las elecciones presidenciales de 2016 por el Partido Demócrata logró, no obstante, la puntuación más baja desde 2002, y apenas logró una ventaja de dos puntos respecto a la ex primera dama estadounidense Michelle Obama.

 

MELANIA TRUMP, SOBRESALE

En el ránking también entraron destacados personajes de la esfera internacional como la canciller alemana, Angela Merkel, o la actual primera dama estadunidense, Melania Trump.

 

El sondeo, que se elabora anualmente desde 1946, salvo en 1976, es resultado de mil 49 entrevistas telefónicas realizadas entre los días 4 y 11 de diciembre a norteamericanos mayores de edad, y tiene un margen de error de cuatro puntos porcentuales.