Nuestra Casa, inmenso depósito de porquería