Nosotros mismos encontramos los cuerpos: Julián LeBarón

 

Julián LeBarón, familiar de las personas que fueron asesinadas en los límites entre Sonora y Chihuahua, aseguró que las autoridades no reaccionaron a tiempo para atender sus denuncias.

 

De acuerdo con el testimonio que dio el activista a Alejandro Cacho, pasaron varias horas antes de que pudieran encontrar a sus parientes, la mayoría de ellos sin vida.

“Dios nos dio nuestra libertad y nos dio la libertad de defenderla”.

 

Aseguró que el hecho ocurrió a las doce de la tarde de ayer, pero que pese a realizar diversas llamadas a las fuerzas de seguridad, no hubo respuesta.

 

ENCUENTRAN A PEQUEÑA

Informó además que una de las niñas que estuvo presente durante el ataque fue encontrada por la familia once horas después, junto a su madre, quien ya había perdido la vida.

“El aparato de seguridad no está dando el ancho”, puntualizó.

 

Julián dijo además que el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, habló con ellos y se puso a sus órdenes a un día del ataque.

 

Dio a conocer también que los menores heridos fueron trasladados a un hospital para recibir atención especializada y descartó saber quiénes eran los agresores.

“Fuimos nosotros mismos los que encontramos los cuerpos”, aseveró.

 

Sostuvo que la familia acudirá con las instancias nacionales e internacionales necesarias a fin de que se aprehenda a los responsables de estos hechos.

 

La agresión

Comenzó cuando María Rhonita LeBarón viajaba en una suburban a lado de cuatro de sus hijos y fueron atacados a balazos; entre los menores estaban dos gemelos de 6 meses, y dos niños, uno de 8 y otro de 10 años.

 

Junto a ellos se trasladaban dos vehículos más, el de la familia Dawna Langford Ray, y sus ocho hijos, así como Christina Langford, ambas mujeres fueron asesinados y localizadas horas más tarde, informa Heraldo de México

 

Encuentran a menor desaparecida de familia LeBarón a 8 kilómetros del lugar del ataque armado