‘No lo hagas, yo te amo’, suplica madre a su hijo mientras éste la apuñala; él niega ser responsable, dice fue un encapuchado

 

REDACCIÓN

“No lo hagas, yo te amo”, eran las súplicas de la señora María Cristina a Larry, su hijo, mientras éste la hería e intentaba asesinarla en su casa de San Pedro Sula, Honduras.

 

La Fiscalía acusa a Larry Vargas Alvarado, estudiante universitario de 21 años, por el delito de tentativa de homicidio contra su progenitora, Marta Cristina Alvarado Ávila.

De acuerdo con el reporte policial, el 16 de enero pasado, Larry entró a la habitación de su madre con unos guantes amarillos, mientras ella se encontraba peinando su cabello.

 

“PIENSA EN TU HERMANITO”

El chico sujetaba en la mano un cuchillo y, sin mediar palabra, comenzó a herirla en múltiples ocasiones.

 

En su declaración, la madre dijo a la policía que ella le suplicaba: “Larry, por favor, no lo hagas, yo te amo… piensa en tu hermanito“.

 

María Cristina, herida en doce ocasiones, logró salir de casa y huir en su carro junto con su otro vástago, menor de edad.

 

Larry (izquierda) de 21 años, es estudiante de Ingeniería en San Pedro Sula; apuñaló a su madre (derecha) doce veces en un intento de homicidio (ElHeraldo Especial)

FUE APREHENDIDO MIENTRAS LIMPIABA LA ESCENA DEL ATENTADO

Larry fue aprehendido horas después en su casa, cuando limpiaba la sangre de su madre.

 

El imputado presenta laceraciones en el pecho, las cuales pudo dejar su madre al defenderse del brutal ataque.

En los juzgados, al ser cuestionado por la Prensa, el universitario, estudiante de Ingeniería en Gestión Logística, negó haber apuñalado a su madre.

 

EL HABLA DE UN ENCAPUCHADO

Según su versión, él escuchó que se había quebrado un vidrio en la habitación de su progenitora, por lo que fue a ver lo que pasaba. 

 

Al entrar, dice haber visto a un encapuchado que atacaba a su madre. “Intenté defenderla, pero el hombre me empujó y huyó”, declaró el chico a la policía.

Vecinos de Larry Vargas se muestran impactados y sorprendidos porque él era visto como un joven  amable, servicial  y tranquilo.