Nataly fue torturada y ultimada por sus hermanas; grabaron el crimen y enviaron videos a sus familiares

Marina y Verónica Martínez Rivera ultimaron a su propia hermana y la forma en que la mataron se encontró llena de saña.

Según “Letra Roja”, Nataly Martínez Rivera era mamá de tres hijos, tenía 28 años y vivía en Tamaulipas.

El 2 de agosto perdió la vida  a manos de sus dos hermanas, que tenían fama de ser “locas y agresivas”.

Nataly era la menor de cuatro hermanas, la describen como una chica noble, linda y positiva, por lo que hasta el día de hoy nadie da crédito del ataque que sufrió.

Según “Letra Roja”, las hermanas de Nataly siempre la presionaron y maltrataron. Según refieren los vecinos, ella siempre les tuvo miedo.

Un par de días antes de asesinarla, Marina y Verónica fueron a casa de Nataly para pedirle disculpas por su mal comportamiento. La joven aceptó de inmediato.

Con engaños la asesinaron

Empero, mediante engaños, Marina, Verónica y su novio, la drogaron y golpearon con un marro hasta romperle el cráneo. Posteriormente la acuchillaron con un arma blanca y abusaron sexualmente de ella.

No conforme con la tortura, la grabaron llorando mientras reían y enviaron el video a varios integrantes de su familia, vía Whatsapp.

Encontraron a Nataly sin vida 

Al día siguiente, las hermanas envolvieron el cuerpo en una cobija, lo metieron a una bolsa y lo dejaron frente a su casa.

De acuerdo con reporta Letra Roja, las autoridades detuvieron a los tres asesinos, pero a las pocas horas dejaron libres a Verónica y a su novio. Marina es la única que fue vinculada al proceso por el delito de feminicidio.