Nace primer bebé con ADN de tres progenitores (video)

Foto: Captura de video
Foto: Captura de video

 

El nacimiento del primer bebé del mundo engendrado por medio de una técnica de reproducción asistida que emplea ADN de tres padres diferentes se ha vuelto realidad, según dio a conocer hoy la revista de divulgación científica británica “New Scientist”.

La publicación indica que se trata de Abrahim Hassan, un bebé de cinco meses, que nació fruto de un polémico  método que se sirve del ADN del padre, de la madre y de una donante o “segunda madre”.

Esa técnica, que permite a padres con mutaciones genéticas raras concebir hijos sanos, fue aprobada en el Reino Unido en 2015.

Los expertos en embriología aseguran que el nacimiento de Abrahim Hassan, cuyos padres jordanos fueron tratados en México por un equipo médico de EE.UU., debería impulsar el progreso de estas técnicas por todo el orbe.

En este caso, la madre del bebé, Ibtisam Shaban, tenía  genes del llamado síndrome de Leigh, un desorden mortal que afecta al sistema nervioso en desarrollo.

Los genes de ese mal  están en el ADN mitocondrial, que proporciona la energía a las células y transporta 37 genes que se transmiten de madres a hijos.

Según el artículo de “New Scientist”, alrededor de un cuarto del ADN mitocondrial que tenía Shaban tenía la mutación que provoca la citada enfermedad.

Aunque la madre de Abrahim es una persona sana, el síndrome provocó la muerte de sus dos primeros bebés, por lo que junto con su esposo, Mahmoud Hassan, pidió la ayuda del especialista en fertilidad John Zhang y su equipo en el Centro de Fertilización New Hope en Nueva York (EE.UU.).

En teoría hay  varias formas de realizar  esa técnica que combina ADN de tres padres, pero el método aprobado en el Reino Unido, llamado  transferencia pronuclear, implica la fertilización del óvulo de la madre, del de una donante y del esperma del padre.

Por esa técnica, antes de que los óvulos fertilizados empiecen a dividirse en embriones se retira cada núcleo y, a continuación, se descarta el de la donante para reemplazarlo por el de la madre.

No obstante, esa técnica no resultó apropiada en el caso de Shaban y Hassan, ambos musulmanes, por razones religiosas, pues se oponían a la destrucción de dos embriones.

Por ello, Zhang adoptó un enfoque distinto  en su tratamiento, por el cual retiró el núcleo de uno de los óvulos de Shaban y lo puso en el óvulo de la donante, del cual había ya sido retirado su propio núcleo.

El óvulo resultante con ADN nuclear de Shaban y el ADN mitocondrial de la donante se fertilizó entonces con el esperma del padre.

De esa forma se crearon cinco embriones, de los cuales tan solo uno se desarrolló normalmente y de él nació el bebé Ibrahim.

Según comunica la revista, el equipo médico hablará el próximo mes de sus hallazgos en un congreso científico sobre medicina reproductiva en Salt Lake, EE.UU., una nación donde esos métodos no han sido aprobados legalmente.