Muere en un zoo australiano la orangutana más vieja del planeta

 

La orangutana más longeva del planeta  ha muerto a los 62 años en el zoológico de la ciudad de Perth, en el oeste de Australia, dio a conocer este martes la institución.

El animal, de sexo femenino y de nombre Puan, tuvo que ser sometida a una eutanasia por el personal del zoológico debido a las complicaciones de salud que sufría por su avanzada edad.

“Siempre es duro tomar esa decisión para cualquier animal, pero fue la correcta para poner fin respetuoso a una dama que pidió respeto a lo largo de su vida”, precisó en la web del zoo la supervisora de primates de la institución, Holly Thompson.

Los orangutanes casi nunca pueden superar los cincuenta años de vida, lo que convertía a la sexagenaria Puan en un caso extraordinario.

Según el libro Guinnes de los Records, Puan nació en 1956 y en 1968 fue trasladada a Australia desde Malasia, donde hasta entonces permanecía en el zoo privado del sultán de Johore.

En noviembre del año pasado, especialistas anunciaron el descubrimiento en Sumatra de una nueva especie de orangutanes.

Son sólo unos 800 ejemplares, pero forman una nueva especie de orangutanes, que se suman a las seis ya conocidas de grandes simios. Los expertos que la encontraron en Sumatra la han bautizado como Tapanuli orangutan (Pongo Tapanuliensis).

El orangután tapanuli, hallado sólo en selvas en terrenos altos en el norte de Sumatra, se diferencia de las otras dos especies de orangután en la forma de su cráneo y dientes, sus genes y la manera en que los machos hacen largos y estridentes llamados en la selva, según los científicos.