octubre 28, 2021

Miguel Hidalgo y Costilla y La Francia Chiquita

Miguel Hidalgo y Costilla y La Francia Chiquita

 

Arturo Rios

Miguel Hidalgo y Costilla era poseedor de una gran inteligencia. De joven se ganó el apodo de El zorro, por su astucia y desde sus años escolares mostró facilidad para las letras y las lenguas, además de tener reconocidos dotes para la oratoria.
Pronto esta inclinación académica lo llevó a ser catedrático en lenguas, filosofía y teología en el Colegio de San Nicolás, del que también fue rector.
Una faceta no muy conocida de Hidalgo es la de su amor por la cultura, en especial la francesa.
Era amante del arte, y mientras se desempeñaba como párroco del pueblo de San Felipe, en Guanajuato, su casa era escenario de tertulias y bailes.
Las ideas liberales y el amor por el arte
Le valieron a su casa el sobrenombre de La Francia Chiquita. Los inicios del movimiento de Independencia fueron fraguados en este ambiente por lo que atraía a muchos, aunque a otros les parecía intolerable ese proceder por parte de un párroco.
El estilo de vida del cura Hidalgo le causó problemas con los conservadores de San Felipe, incluso se abrió un caso en la Inquisición. Se le acusaba de blasfemo y libertino, pero nunca pudieron probarle nada.
Estaba lejos de la imagen del cura entregado a su fe. Gustaba de la buena comida, el buen vino, la vida social y, de manera especial, la música y el teatro. Tradujo obras de Racine y Moliere. De éste último, el Tartufo, una sátira que cuenta las picardías de un falso religioso.
Foto: 5598375 

About The Author

Un joven y dinámico diario web, con información actual, de ágil lectura, enfocado en Política, Negocios, Tecnología y diversos temas de México y el mundo. Contamos con la colaboración de importantes plumas que escriben desde diversas partes del mundo y con la fina ironía de caricaturistas reconocidos internacionalmente.

Related posts