Migrantes sin documentos aseguran haber trabajado para Trump

 

El influyente periódico norteamericano The Washington Post publicó que 16 trabajadores del club de golf, propiedad de Donald Trump, son indocumentados y al momento de ser contratados sabían de la falta de documentación migratoria.

 

Algunos de los antiguos empleados, que viven en el estado de Nueva Jersey, presentaron comprobantes de pago que documentan sus servicios prestados en el Club Nacional de Golf de Bedminster (Nueva Jersey), aseguró el Post.

 

Los periodistas también entrevistaron a otros exempleados del magnate neoyorquino que han regresado a su pueblo de origen en Costa Rica y que proporcionaron informes detallados de su paso por el club de golf e incluso fotografías dentro de las instalaciones y negocios de Trump.

 

“CAMPO DE GOLF CONSTRUIDO POR ILEGALES”

Uno de los trabajadores empleados, Dario Angulo, aseguró que ese campo de golf “fue construido por ilegales… Muchos de nosotros hemos hecho llegar a Trump a lo que es hoy”.

 

El Post aseguró en su investigación que otros hombres y mujeres que también trabajaron para los negocios de Trump viven en esa zona, que en 2002 fue una “fuente de trabajadores mal pagados” que se desplazaron al norte para ocupar empleos como cuidadores, amas de llaves y lavaplatos.

 

Al parecer, la dirección del club contrató a empleados procedentes de Costa Rica, El Salvador, México y Guatemala que vivieron en el barrio de obreros de Bound Brook, en Nueva Jersey, y que antes del amanecer se amontonaban en camionetas para dirigirse al campo de golf cada mañana.

 

HIJO DE TRUMP HACE MUTIS

Uno de los hijos de Trump, Eric Trump, que gestiona la organización a cargo del campo de golf, declinó hacer comentarios sobre las nóminas de los inmigrantes, informó el periódico.

 

Tampoco los administradores del club compartieron ninguna declaración al respecto tras ser preguntados por la prensa.